Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide "sensatez" a Rajoy y Mas y lamenta que los PGE insistan en la confrontación

El PSOE ha pedido "sensatez" a los presidentes del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la Generalitat, Artur Mas, para resolver la situación de Cataluña y ha lamentado que, en los Presupuestos Generales del Estado para 2014, el Ejecutivo abunde en la confrontación al no prever las inversiones adecuadas para esa comunidad.
Ante el cruce de declaraciones entre Rajoy y Mas, el primero pidiendo gestos de grandez y el segundo insistiendo en la consulta, la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, ha recordado que desde el PSOE se viene pidiendo a ambos "seriedad, sensatez y diálogo" para buscar una salida al reto planteado desde Cataluña.
A su juicio, ese diálogo debería encauzarse en la reforma de la Constitución que viene planteando el PSOE, que permite abodar la revisión del Título VIII para que "todos" se encuentren "a gusto" en el Estado.
"Ellos son los gobiernos en Madrid y en Cataluña y deben mostrar sensatez, seriedad y mucha responsabilidad", ha remarcado, insistiendo en que tanto el PSOE como el PSC han dejado clara su "firme voluntad" de que Cataluña siga unida al resto de España.
El portavoz de Presupuestos del Grupo Socialista y diputado del PSC, Joan Rangel, ha lamentado por su parte que el proyecto presupuestario para 2014 no va en esa dirección, sino que "alimenta la confrontación gratuita y absurdamente".
Para Rangel, los Presupuestos de 2014 demuestran una "miopía política brutal" al no destinar inversiones en infraestructuras cuando el sector industrial es muy potente en Cataluña, los empresarios están pidiendo inversiones urgentes porque tienen un retorno en la actividad económica, y las empresas están haciendo un esfuerzo que ayuda en la mejora de las exportaciones, la cuarta parte de las cuales salen de empresas catalanas. "Demuestran que ignoran olímpicamente el patrón de crecimiento que hay que impulsar para salir de la crisis", ha añadido.