Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE admite pelea por el 'sorpasso' en votos y prepara un "calentón" a la campaña para movilizar

El PSOE está convencido de que el próximo 26 de junio tendrá más escaños que Podemos, pero admite que hay una pelea por el 'sorpasso' en votos. Por eso, y aunque sostiene que la mera visualización de ese adelantamiento en las encuestas publicadas ya les beneficia porque moviliza, está preparando un "calentón" para la última semana de la campaña, en la que pondrá su objetivo en los indecisos que el pasado 20 de diciembre se abstuvieron o se fueron a Podemos.
Así lo han asegurado fuentes del Comité Electoral del PSOE, que han insistido en que los socialistas siguen sin creerse los sondeos en los que Podemos aparece hasta cinco puntos por delante de ellos. Esta situación, afirman, no es la que muestran sus encuestas propias: sus datos apuntan a que están por delante.
De hecho, sostienen que el último 'tracking' electoral con el que cuentan refleja un aumento de la distancia entre ambos partidos, siempre por detrás del PP. Así, si el primero que hicieron, antes de que comenzara la campaña, les colocaba 1,4 puntos por delante de Unidos Podemos, el último les sitúa a cerca de dos puntos.
En opinión de la dirección socialista, esto demuestra que el 'sorpasso' con el que comenzó la campaña, con la macroencuesta preelectoral del CIS, ha activado a su gente y ha tenido un efecto positivo en su movilización, situando al PSOE por delante de la coalición también en votos.
LA PUGNA POR MEDIO MILLÓN DE PAPELETAS
Ferraz cree que los socialistas están ahora mismo en segunda posición en escaños y en votos, pero, mientras defienden que no tienen dudas de que estarán por delante en número de diputados, admiten que hay una "pugna" con Podemos por su lugar en el podium en términos de papeletas.
Y, en concreto, dado que la diferencia que le sacan ahora, sostienen, es de cerca de dos puntos, se está hablando de unos 500.000 votos aproximadamente, una batalla que se juega, sostienen, en los indecisos.
Para eso, se apoyan en los sondeos publicados que hablan de un 30% de personas que todavía no han decidido su voto y recalcan que el "eje en común" de todas personas es el PSOE: dudan entre quedarse en casa o votar al PSOE; votar a la coalición o al PSOE, o entre votar a Ciudadanos y al PSOE.
Y a ellos se dirigirán en los próximos días, ya que si atraen a un 20% de esos entre dos y tres millones de personas, estarán por delante de Unidos Podemos también en votos con toda seguridad. Para ello, darán un "acelerón" a la campaña la próxima semana, echarán los restos para que esos indecisos dejen de serlo y se decidan a coger la papeleta del PSOE el próximo 26 de junio.
NO ENDURECERÁN SUS ATAQUES A PODEMOS
Eso sí, recalcan que esto no quiere decir que vayan a recrudecer sus ataques a Podemos. El propio secretario general, Pedro Sánchez, ya aseguró el pasado martes que no desplegará más agresividad hacia Pablo Iglesias y el partido morado que la que le dirigió en el debate a cuatro del lunes.
Los socialistas están convencidos de que ése no es el camino para recuperar a los votantes que se les fueron al partido morado el pasado diciembre e insisten en que no van a entrar en el barro ni a responder a los dardos que les lancen desde la coalición. "Ni volantazo ni estridencias", aseguran desde el Comité Electoral.
En su opinión, a la gente que duda no se le puede atraer insultando a Podemos, sino con el programa socialista y su compromiso con el Estado del Bienestar. Además, y para paliar el desánimo de la gente que puede pensar quedarse en casa porque ve claro ganador al PP, van a insistir en que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, va a dejar de serlo porque no va a tener con quien pactar después del 26 de junio.
Y por eso, recalcan, van a insistir en que es importante ir a votar y que el PSOE esté por delante de Podemos. A su juicio, en la última semana se pueden mover "entre dos y tres puntos" y, por eso, su objetivo es "consolidar" su victoria frente a Podemos en término de votos, ya que en escaños creen que la tienen.
Su argumento es que tienen "pocos votos en precario", es decir, en juego con otros partidos, ya que, subrayan, los restos se los pelean PP y Ciudadanos principalmente. Y donde mayor diferencia de votos entre la coalición y el PSOE puede ser en Cataluña y la Comunidad de Madrid, pero eso se compensa con el cómputo global.
A PODEMOS SE LE ESTÁ "INFLANDO" EN LAS ENCUESTAS
En cualquier caso, insisten en que en las encuestas publicadas se está "inflando" a Podemos para paliar los errores de cálculo que hubo en diciembre, cuando se quedaron "cortas" y, sin embargo, hubo una "sobrevaloración" de Ciudadanos, a quien incluso se situó con opciones de ser primera fuerza, cuando fue cuarta.
A su juicio, ahora, con el 'sorpasso' ha habido un cierto efecto de 'imitación' y es difícil salirse de esa corriente. Eso sí, creen que en los próximos días los sondeos ya mostrarán al PSOE por encima en escaños claramente.
Además, recalcan que en los últimos estudios de opinión se ha visto que el PSOE tiene "mucho voto oculto", todo lo contrario a Podemos. Y confían que eso se verá el próximo 26 de junio en las urnas, donde esperan recoger los frutos de la movilización que están haciendo y que acelerarán en los próximos días.
A su juicio, ese día se verá también que el resultado de Unidos Podemos no equivaldrá a la suma de los votos que sacaron por separado el pasado diciembre el partido de Pablo Iglesias y el de Alberto Garzón. "Es imposible", recalcan desde Ferraz.