Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE pide "tolerancia cero" con actitudes y símbolos fascistas tras el ataque a la sede cultural de Cataluña en Madrid

La portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, ha condenado este jueves el ataque ultraderechista perpetrado contra la sede de la Generalitat en Madrid el miércoles por la noche y ha instado a todos los partidos democráticos a mostrar "tolerancia cero" y a no "minimizar ninguna exhibición de lemas, símbolos franquistas, nazis o fascistas".
En declaraciones en los pasillos del Congreso, Rodríguez ha adelantado además que el PSOE analizará cuál fue la actuación del Ministerio de Interior para dar "protección" y "garantías" a un acto que no se celebraba ayer por primera vez sino que tiene lugar todos los 11 de septiembre.
Según ha dicho, el ataque "gravísimo" ha supuesto algo que no pensaba que iba a "volver a a ver ni a vivir", y es también una "llamada de atención" para que todos los partidos reflexionen sobre los "comportamientos fascistas" que se han producido en las últimas semanas. "Tenemos todas las fuerzas políticas que demostrar con la máxima energía una condena de estos hechos absolutamente despreciables", ha remachado.
MADINA: BARBARIDAD DE ENERGÚMENOS
Por su parte, el secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina, ha tildado la irrupción de los ultraderechistas de "barbaridad" llevada a cabo por "energúmenos". "Espero que no se repita un hecho como ése y creo que la mejor noticia es que fueron detenidos y están a diposición judicial", ha añadido.
Tolerancia cero ha pedido también la diputada del PSC Teresa Cunillera, secretaria tercera de la Mesa del Congreso, que el miércoles por la noche se encontraba en el Centro Blanquerna cuando éste fue objeto del ataque. "Esta bestia no está muerta, está simplemente callada", ha avisado.
Cunillera ha coincidido con el 'popular' Rafael Hernando en que es necesario abrir una reflexión general sobre la intolerancia creciente --"comparto que hay que ser respetuosos"-- y ha remarcado que en la cadena humana independentista celebrada el miércoles en Cataluña "no hubo ni un solo incidente".
SI SE VEN COMPRENDIDOS SE VAN A CRECER
A su juicio, está claro que el ataque a Blanquerna fue un hecho "aislado", pero ha advertido de que se equivocan quienes pretendan verlo como una "anécdota". "Es pequeño pero no es una anécdota, es un toque de atención porque como esta gente se vea comprendida se van a crecer", ha dicho, confiando en que el 'popular' Hernando esté de acuerdo con ella.
La diputada catalana ha relatado que durante el ataque a la sede de la Generalitat se vivieron momentos "muy angustiosos" por la "violencia física" con la que entraron los atacantes en el local y porque lanzaron gases en un sitio de donde no se podía salir. "Eso dice mucho de su crueldad y había gente mayor, había niños, gente que podía tener problemas respiratorios", ha relatado Cunillera.