Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSPV pide a Fabra que abra un expediente por el interrogatorio a un asesor por el 'topo'

El portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista en las Corts, Rafael Rubio, ha pedido este martes al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que abra un expediente por el interrogatorio al jefe de prensa del vicepresidente del Ejecutivo autonómico, José Ciscar, para localizar al 'topo' responsable de diversas filtraciones. Por su parte, el síndic adjunto de EUPV, Ignacio Blanco, ha reclamado "explicaciones claras".
Rubio ha asegurado en un comunicado que "si Fabra, tal como dijo ayer, no ha dado ninguna instrucción para que se realizase el interrogatorio al personal de confianza del vicepresidente del Consell, José Cícar, para cazar al topo; entonces es evidente que el jefe de seguridad actuó por su cuenta" y, ante esto, según Rubio, lo que tiene que hacer el presidente de la Generalitat es "abrir el expediente correspondiente y actuar en consecuencia".
Sin embargo, el diputado socialista ha advertido de que "en cambio, si el jefe de seguridad cree que Fabra miente, lo que tiene que hacer es decir claramente quién le transmitió las órdenes para iniciar los interrogatorios".
De esta manera, Rubio ha señalado que "aunque parezca una cuestión menor, no lo es" porque "a pesar de que la incapacidad de Fabra para solucionar los graves problemas que tiene esta Comunitat es más que evidente, el enfrentamiento entre el número uno y el número dos del gobierno valenciano, entre Fabra y Císcar, es un problema sin precedentes".
Por ello, el responsable socialista ha exigido al jefe del Consell que "si no tiene confianza en Císcar, lo que tiene que hacer es cesarlo, pero si tiene confianza lo único que debe hacer es averiguar cuanto antes por qué se ha montado esta operación".
En este sentido, ha apuntado que la actitud del 'president' "demuestra claramente las formas de gobernar del PP" porque "si son capaces de hacerse esto entre ellos, qué no serán capaces de hacerle a los ciudadanos".
Así, Rubio ha insistido en que "esta situación se debe clarificar cuanto antes y si no se le dio ninguna instrucción al jefe de seguridad lo primero que hay que hacer es sancionarlo; en cambio, si recibió órdenes se ha de averiguar de quién y exigir las responsabilidades políticas correspondientes".
"La Comunitat es nuevamente el hazmerreír de España" A su juicio, "la falta de inacción del president para averiguar y actuar ante lo que ha pasado, convierte una vez más a la Comunitat Valenciana en el hazmerreír de España" y ha añadido que los valencianos "no tienen por qué soportar este mal gobierno".
Es más, Rubio ha señalado que "Fabra se queja de la imagen que tiene la Comunitat en el resto de España y en Europa" pero es que, según ha apuntado, "esta mala imagen se la labran día a día el president y su equipo de gobierno".
"GUERRA DESATADA"
Por su parte, Ignacio Blanco ha destacado que "es ya una guerra absolutamente desatada, en la que ya no separan los límites y están espiándose unos a los otros". "Están hablando de escoltas, de interrogatorios presuntamente ilegales y nos preocupa muchísimo, porque da una imagen de república bananera, absolutamente surrealista y ridícula de aquello que es el Consell de la Generalitat y por quien está gestionado y sobre todo por quien lo preside".
Blanco ha indicado en un comunicado que "Alberto Fabra tendría que estar preocupado por los problemas de los valencianos y valencianas y no por su guerra interna con Císcar, vicepresidente de su partido y que se suyo a su lado en las sesiones de control, donde sale a echarle capotes en las preguntas, pero que después Fabra piensa que es lo topo que está filtrando documentos, y por lo tanto está investigando a personas de su confianza".
"RESPONSABILIDADES POLÍTICAS"
"Entendemos que este episodio se tiene que cerrar con explicaciones claras y con la exigencia de responsabilidades políticas", ha subrayado. A su juicio, "es muy importante saber si Alberto Fabra conocía o no esas actuaciones parapoliciales del jefe de escoltas que interrogó durante tres horas presuntamente al jefe de prensa del señor Císcar y no sabemos si también a otras personas".