Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSPV de Orihuela (Alicante) demandará a Fabra si no se retracta de sus declaraciones sobre la moción

La concejal del PSPV de Orihuela (Alicante) y miembro de la mesa de edad que rechazó la votación de la moción de censura del PP y dos concejales expulsados de la coalición CLR-CLARO contra el gobierno en minoría del PSPV y Els Verds, Carolina Gracia, interpondrá una acción judicial contra el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, si éste no se retracta de sus declaraciones en las que aseguró que la iniciativa era "legítima y fruto del desgobierno" que había en la localidad.
La edil ha anunciado que acudirá a un acto de conciliación previo a una acción judicial contra el presidente Fabra para que rectifique sobre sus palabras, según ha informado el PSPV en un comunicado. Al respecto, el secretario de Relaciones Institucionales del PSPV-PSOE, José Manuel Orengo, ha advertido a Fabra de que "lo único legítimo es el gobierno local actual, que ha demostrado ser mucho más solvente que uno formado por el PP con el 50 por ciento de miembros imputados ligados a casos de corrupción".
Para Orengo, las declaraciones de Fabra "obscenas" ya que "lo único legítimo en este momento es el gobierno local actual" y ha añadido que los socialistas están "cansados de tanta amenaza por parte del PP", en referencia a las manifestaciones de Fabra a los miembros de la Mesa de edad de Orihuela a los que prevaricación.
Así, ha añadido que los socialistas no permitirán que "se intente subvertir la legalidad con este tipo de intimidaciones" y ha reiterado que el PSPV "estudiará las manifestaciones realizadas para ver las posibilidades que existen y acudir a los tribunales en defensa de los intereses de los ciudadanos de Orihuela".
A juicio de Orengo, "avalando esta moción de censura Fabra se salta todas sus líneas rojas contra la corrupción" y ha lamentado que no actúa "como presidente de todos los valencianos y respetando la ley, sino como presidente del PP y avalista de turbios negocios relacionados con la privatización de la basura".