Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder del PSPV en Valencia pide consultar a las bases cualquier decisión que no sea rechazar a Rajoy

El diputado y secretario general del PSPV-PSOE de Valencia, José Luis Ábalos, cree que si la dirección del PSOE toma una decisión que no sea la de rechazar un gobierno del PP, como se ha defendido en los últimos meses, se deberá dar la palabra a las bases del partido.
Así lo ha defendido Ábalos en un artículo de opinión en 'El Español', bajo el título 'El sí o el no del PSOE a Rajoy deben decidirlo las bases', en el que lamenta las "presiones" que ya están haciendo al PSOE, y que cree que luego "se centrarán en el propio Pedro Sánchez", para que "facilite el gobierno del PP".
Pero, además, el diputado valenciano pide a los 'barones' que no se sumen a esa presión. "Los dirigentes socialistas territoriales deberían no contribuir en esa dirección. Su concurso, en este sentido, es tan innecesario como molesto", avisa.
QUE LOS 'BARONES' OPINEN EN UNA CONSULTA
A su juicio, si la posición del PSOE "difiere del rechazo a apoyar un gobierno del PP", se debe acudir a la militancia, como ya se hizo con el acuerdo con Ciudadanos. "Y en esa consulta, cada dirigente que manifieste su opinión. Los artistas a la pista", añade el diputado valenciano, más próximo a Sánchez que al presidente de la Generalitat de su comunidad, Ximo Puig.
Abalos concluye así su artículo, en el que lamenta que Podemos no aprovechara la "oportunidad" de cambio que se abrió después del 20 de diciembre y le acusa de haber permitido al PP "blanquear su gestión" y salir reforzado del 26J.
RESPUESTA DESDE ANDALUCÍA
Por el momento, sus palabras han recibido ya el mensaje en Twitter del secretario de Política Federal del partido, Antonio Pradas: "Amigo, yo no votaré a Rajoy ni aunque me lo digan las bases", ha escrito el diputado por Sevilla a su compañero de bancada en el Congreso, en respuesta a su artículo.
Después de las elecciones del pasado domingo, la dirección socialista del PSOE ha insistido en que no contempla permitir que siga el PP en La Moncloa, tampoco con su abstención. También defienden que no puede haber terceras elecciones de ninguna de las maneras, lo que se interpreta por algunos, dentro y fuera del partido, como una puerta abierta a un apoyo pasivo en última instancia.
En voz alta ya lo dijo el lunes el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, abogando por "facilitar" el Gobierno de Mariano Rajoy para desatascar la situación. Sin embargo, la dirección socialista se reunió después e insistió en que no apoyará al PP y aseguró que había hablado con el dirigente extremeño y comparte esta posición.
Después de las elecciones del 20 de diciembre, el PSOE fijó como una de sus líneas rojas el rechazo al PP, ya fuera con Mariano Rajoy al frente o con otro candidato. Así se puso negro sobre blanco en la resolución que aprobó su Comité Federal el 28 de diciembre.
En ese momento no se habló de la consulta con la que el líder de los socialistas sorprendió a los suyos en otro Comité Federal el 30 de enero. Ese día, anunció su intención de someter a las bases cualquier decisión sobre un pacto político.
Esa consulta inédita en el PSOE se celebró el 27 de febrero, después de cerrar un acuerdo con Ciudadanos, que recibió el aval de cerca del 80% de los militantes. Después, y con ese respaldo de las bases, el acuerdo fue aprobado por el Comité Federal, que es el órgano que tiene la última palabra en materia de pactos.
Por el momento, Sánchez no ha adelantado sus intenciones a partir de ahora. Antes de las elecciones, sí defendió que cualquier nuevo pacto político de investidura o de gobierno será sometido de nuevo a las bases.