Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSPV plantea una "línea de colaboración democrática" entre todos los partidos contra la reforma electoral del PP

Puig recuerda a los 'populares' que Rita Barberá ganó la Alcaldía de Valencia con 9 concejales frente a los 13 del PSPV
El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha anunciado este viernes que su formación planteará una "línea de colaboración" entre todos los partidos democráticos "para marcar las reglas del juego" frente a la propuesta de reforma electoral lanzada por el PP y ha asegurado que esta "no es una cuestión de izquierdas o derechas, es una cuestión de democracia o antidemocracia".
Así, plantearán una "alianza" en la que los partidos puedan confluir para "parar una actuación antidemocrática" como la reforma planteada. Según ha explicado, "no se trata de que ahora haya que desdibujar el mapa político por unas condiciones sobrevenidas, sino que no se produzca esta alteración de las reglas del juego y que, si finalmente se produce, la contestación sea que todo lo que se haga pueda ser reversible".
En la rueda de prensa ofrecida por Puig tras reunirse con un grupo de alcaldes socialistas para analizar esta propuesta, ha señalado que también presentarán mociones en los ayuntamientos contra la misma y celebrarán asambleas ciudadanas para explicar que este "no es un problema entre políticos y partidos", sino de los ciudadanos, que tienen "derecho a conformar de una manera libre sus ayuntamientos".
El dirigente socialista ha advertido de que esta propuesta "va más allá de la regeneración democrática" y "lo que supone de verdad es una degeneración de la democracia" en la que el PP "una vez más ha puesto los intereses partidistas por encima de los generales en un momento en que en España se necesita más que nunca estabilidad, diálogo y consensos ante la crisis económica y territorial".
De este modo, ha puesto de manifiesto la "gran irresponsabilidad por parte del presidente del Gobierno", Mariano Rajoy, a quien ha acusado de intentar "alterar las reglas del juego" a nueve meses de las elecciones. "Porque 40 no pueden ser más que 60; no es posible que cuando los ciudadanos están exigiendo que haya más capacidad de elección directa se traduzca en un intento de blindar alcaldías que en las actuales reglas del juego van a perder".
LA CORRUPCIÓN, EL PROBLEMA
Puig ha insistido en que el principal problema, y más en la Comunitat Valenciana, "no es la gobernabilidad de los ayuntamientos", dado que en algunos como el de Alicante, en el que el PP tiene mayoría absoluta, "el que el problema no es más que la corrupción".
"Para regenerar y limpiar la democracia lo primero que tiene que hacer el PP es acabar con sus ediles corruptos: ese es el mensaje que debería dar a la ciudadanía", ha recalcado.
A su juicio, el PP "acudió dopado a las elecciones de 2011 y 2007 con la financiación ilegal y ahora quiere acudir dopado de otra manera, quiere acabar con unas reglas que habían sido consensuadas por todos".
Puig ha lamentado también que algunos dirigentes del PPCV están "insultando la inteligencia de los ciudadanos" cuando afirman que este es un problema de democracia, cuando son ellos quienes "la están pervirtiendo". "El PP hasta que no acabe con la corrupción no tiene ninguna legitimidad para hablar de calidad democrática", ha zanjado.
ANÁLISIS EN PROFUNDIDAD
Asimismo, ha admitido que el PSOE "en un momento determinado ha planteado dentro de las soluciones posibles una segunda vuelta, pero eso no tiene nada que ver con que le regalen a nadie votos que no ha conseguido en las urnas".
En todo caso, ha abogado por un análisis serio y en profundidad a través de un comité de expertos y con el conjunto de los partidos, que "no se puede hacer a nueve meses de las elecciones".
FRAUDE
Por otra parte, Ximo Puig se ha referido a las declaraciones del conseller de Gobernación, Luis Santamaría, en las que apuntó que algunos alcaldes habían sido elegidos por fraude por haber sido resultado de un acuerdo entre grupos y le ha preguntado si se estaba refiriendo a la primera edil valenciana, Rita Barberá.
Ha recordado que Barberá "ganó la Alcaldía de Valencia con 9 concejales y 8 de Unión Valenciana, frente a los 13 del PSOE". "Y nadie duda de la legitimidad de Rita Barberá; ah no: el señor Santamaría sí, el PP duda de que la señora Barberá fuere elegida a través de un fraude", ha concluido.