Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSPV ve "lamentable" que tenga que ser un juez quien retire el título de alcalde honorario a Franco

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha declarado que es "intolerable" y "lamentable" que tengan que ser los jueces quienes hagan "la faena" tanto de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá como del presidente de la Generalidad, Alberto Fabra. Igualmente, ha señalado que también es "lamentable" que el jefe del Consejo tenga que esperar a que los jueces hagan "su faena" de sacar de la política a los corruptos.
Así se ha manifestado Puig en una rueda de prensa a preguntas de los medios sobre la resolución judicial que obliga al Ayuntamiento de Valencia a retirar el título de alcalde honorífico de Valencia a Francisco Franco.
Asimismo, ha destacado que su partido siempre ha defendido la Ley de memoria histórica, que quiere poner "las cosas en su sitio", desde un "espíritu de reconciliación y superación" de lo que han sido los aspectos "más negativos" de la historia.
En este sentido, ha indicado que la dictadura fue una noche "muy larga" para toda la ciudad española, en la que pasaron cosas "muy negativas" para muchos "luchadores de la libertad", por ello, esto "tiene que ponerse de manifiesto y es lo que la memoria histórica tiene que hacer".
RAÍCES DEMOCRÁTICAS
Al mismo tiempo, ha señalado que "hay que mirar hacia el futuro" a la vez que se tienen en cuenta las "raíces democráticas profundas" del país.
Cuando se le ha interrogado sobre la razón por la que los socialistas no retiraron durante sus etapas de gestión el título honorario que Franco ostentaba desde 1939, Puig ha explicado que hay "casuísticas de carácter local" y ha reconocido que él "sinceramente" no sabía que el dictador era alcalde honorífico de Valencia.
"Lo que sí sé", ha añadido, "es que, en el caso del Ayuntamiento de Valencia, el ayuntamiento progresista de la ciudad actuó directamente con los símbolos", como fue el caso de la retirada de la estatua del dictador de la Plaza del Ayuntamiento.