Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSPV asegura que tomará medidas legales, políticas y administrativas para poder reabrir RTVV en 2015

Cifra en más de 150 millones de euros los costes laborales del final de la etapa de la radio y la televisión públicas
El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha acusado este miércoles al Consell y a su presidente, Alberto Fabra, de "intentar desmantelar" la Radio Televisión Valenciana (RTVV) para impedir su reapertura.
Por ello, ha anunciado que los socialistas valencianos tomarán "todas las medidas" que tengan a su alcance, tantos legales, como políticas y administrativas, para "que los valencianos tengan una televisión pública valenciana" en 2015.
Así lo ha destacado Puig durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras mantener una reunión con el secretario de Economía del PSPV, Julián López; el diputado y portavoz del PSPV en la Comisión de Control de RTVV, Josep Moreno; las representantes del comité de empresa Salut Alcover y Xelo Miralles; y el profesor de derecho Constitucional de la Universitat de València José María Vidal para abordar la situación en que se encuentra el proceso de liquidación de RTVV.
El secretario general de los socialistas valencianos ha denunciado que "se quiere impedir que una mayoría progresista, un nuevo gobierno valenciano haga posible la reapertura de Canal 9" y ha afirmado que el Gobierno regional "no quiere construir, solo destruir la ambición del pueblo valenciano que quiere una radio televisión pública de calidad, en valenciano, plural y democrática".
En esta línea, ha manifestado la "grave preocupación" de los socialistas valencianos "por la manifiesta y permanente irresponsabilidad" del presidente de la Generalitat en el proceso de "desamortización" y cierre de Canal". "El cierre de Canal no es solo un problema económico, social, cultural, sino que también demuestra que el mito de que la derecha gobierna bien la economía es un error", ha remarcado.
Puig ha subrayado que "cada día que pasa 200.000 euros de los ciudadanos que podían destinarse a cualquier cosa razonable están siendo utilizados para pagar a unos trabajadores a los que no se deja trabajar". En esta línea, ha cifrado en más de 150 millones los costes laborales del final de la etapa de la radio y la televisión públicas. "Era mucho más caro cerrar la tele que mantenerla abierta", ha apostillado.
Asimismo, el secretario general del PSPV ha asegurado que "correspondería reabrir RTVV si, como dicen Fabra y la ministra de Trabajo estamos en un proceso de recuperación económica". "Si ya volvemos a liderar la salida de la crisis, el único motivo como viene explícito en su ley, que el nivel de gastos no se puede asumir en un momento de crisis económica, ya ha quedado sin vigor", ha argumentado.
"Vamos a impedir por tierra, mar y aire que se acabe con la esperanza de tener una radio televisión pública en 2015", ha subrayado el dirigente socialista, quien ha recordado que hay dos recursos de inconstitucionalidad presentados y admitidos en el Tribunal Constitucional.
INICIATIVAS POLÍTICAS
En cuanto a las iniciativas políticas ha anunciado que continuarán presentando tanto en las Corts y como en los ayuntamientos y, además, ha asegurado que darán "la máxima difusión" a la Iniciativa Legislativa Popular que pide reabrir la tele y la radio valencianas.
Respecto a las cuestiones administrativas, ha alertado a los liquidadores de que "pueden estar cometiendo un error que les acompañara toda la vida y que no vamos a permitir que les salga gratis". Al respecto, ha señalado que el inventario que se está haciendo ahora tiene "poco que ver" con el que existía cuando la televisión todavía estaba en funcionamiento. Por eso, ha advertido de que "esa discrepancia entre los inventarios puede significar un despilfarro de los recursos públicos y puede someterse a los tribunales por malversación de fondos".
Por otro lado, Puig ha afirmado que "es de máxima gravedad que se esté jugando con la red pública de repetidores para todo tipo de servicios de telecomunicación, los que hay en estos momentos y los que podría haber en el futuro, pero hay uno que es esencial, el 112". Ante esta situación, se ha preguntado "si quieren privatizar definitivamente esta red y poner en peligro la seguridad de los valencianos".
"MALVENDEN EL PATRIMONIO"
Por todo ello, ha considerado que "en su momento hicieron un desastre en la gestión de RTVV que ha dejado una herencia de 1.300 millones de euros y ahora quieren acabar saqueándola de nuevo, malvendiendo las instalaciones y todo lo que es el patrimonio de los valencianos". "No está garantizado ni la propia seguridad del fondo documental ni su mantenimiento, lo que es la memoria colectiva de los valencianos", ha lamentado.
El secretario general de los socialistas valencianos ha expresado su compromiso de que "los valencianos volverán a tener una RTVV valenciana pública y de calidad", lo que considera necesario para "mantener nuestra lengua" y también "la unidad de la propia Comunitat".