Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSdeG insta al Gobierno a calificar como "infraestructura" el dique flotante para obtener el visto bueno de la UE

La diputada del PSdeG en el Parlamento gallego Beatriz Sestayo ha instado este martes al Gobierno a calificar como "infraestructura" el dique flotante para, así, obtener el visto bueno de la Comisión Europea para su construcción.
En este sentido, en declaraciones a Europa Press, ha hecho hincapié --al igual que AGE-- en la importancia de conocer cómo formuló el Ejecutivo la pregunta a las instancias comunitarias sobre la posibilidad de acometer esta obra.
"Es que si preguntas si se puede hacer en caso de hacerse con ayudas del Estado...", ha explicado la socialista ferrolana, para defender que la obra debe entenderse como una ampliación de las infraestructuras del astillero público y tras recordar que la propia UE ya había advertido que la consulta no era preceptiva.
Con esta denominación, ha interpretado que podría acometerse la inversión, incluso con fondos europeos. "Y se han devuelto 1.500 millones de euros de fondos estructurales", ha lamentado, y lo ha entendido como prueba de la "falta de voluntad política" del Gobierno, que no ve "prioritario" el dique flotante para los astilleros de la ría de Ferrol.
UE "EN FUNCIONES"
Junto con todo ello, Sestayo ha mostrado su "extrañeza" por que la respuesta de la UE llegue en un período en funciones por parte de la Comisión Europea tras las elecciones.
Por su parte, el eurodiputado del PSdeG, José Blanco, ha exigido también al Gobierno que aclare la información remitida a Bruselas sobre el dique flotante, que es "una necesidad y una urgencia" para Ferrolterra y su "dinamización económica".
Finalmente, ante la "estrategia" del Ejecutivo de "plantear una consulta innecesaria a Bruselas", el lucense ha concluido que busca "excusas legales en el ámbito europeo para eludir un compromiso político firme con la construcción de una infraestructura vital para la comarca".