Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reunión entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez será previsiblemente a principios de la próxima semana

Podemos niega que el cese de su responsable de Organización entorpezca la negociación
La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, que es también la jefa del gabinete del secretario general, Pablo Iglesias, ha informado este jueves de que la reunión entre el líder de su formación y el candidato socialista a La Moncloa, Pedro Sánchez, para retomar las negociaciones para la formación de gobierno, tendrán lugar previsiblemente a principios de la semana que viene, antes de las vacaciones de Semana Santa.
"Estamos ya en ello, trabajando para concretarlo. Será antes de Semana Santa, probablemente la semana que viene más que esta, pero los primeros días para garantizar que después al menos haya unos días de vacaciones", ha explicado en una rueda de prensa en el Congreso en la que ha presentado varias iniciativas en materia de educación.
Así, Montero ha confirmado que aunque "todavía no hay fecha ni hora" fijada, la previsión es que el encuentro, que servirá para reanudar las conversaciones entre Podemos y PSOE sobre la formación de gobierno, tenga lugar a principios de la semana que viene.
La reunión se producirá tras semanas en las que el diálogo entre las dos formaciones ha permanecido prácticamente estancado, después de que Podemos se levantara de la mesa de negociación a cuatro de los partidos de izquierda --en la que se sentó con PSOE, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromís--, tras firmar los socialistas su acuerdo de legislatura con Ciudadanos.
Tras la investidura fallida de Sánchez, los contactos no se retomaron ya que el PSOE puso como condición llevar a todas las reuniones a sus socios de Ciudadanos; una condición que para Podemos es inasumible, al considerar las políticas del partido de Albert Rivera--principalmente las económicas-- "incompatibles" con su programa.
Finalmente, el líder socialista ha aceptado reunirse con Iglesias a solas, después de que el máximo dirigente de la formación morada se lo volviera a pedir esta semana. Asimismo, fue Iglesias quien el pasado martes tomó la iniciativa de ponerse en contacto con Sánchez, a través de un mensaje de Whatsapp, a raíz del cual acordaron hablar por teléfono.
Tras este primer intercambio de mensajes, fue el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el que telefoneó a Iglesias al día siguiente, el miércoles. En esta conversación se emplazaron a reunirse antes de Semana Santa, al considerar ambos "positivo que se normalice el diálogo entre ambos".
NORMALIZAR RELACIONES
"Es una muy buena noticia que podamos normalizar la relaciones con el PSOE y que se vaya a producir ese encuentro entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para ver si es que por fin el PSOE se decide a negociar ya acordar ese gobierno a la valenciana", ha manifestado Montero este jueves, confirmado que Iglesias volverá a plantear a Sánchez la necesidad de formar un gobierno de "progreso" y de coalición entre PSOE, Podemos, IU y Compromís.
Asimismo, la dirigente de Podemos ha negado que la destitución de Sergio Pascual como secretario de Organización de su partido vaya a entorpecer la posibilidad de llegar a un acuerdo con el PSOE. "Lo que entorpece la negociación con el PSOE es el acuerdo con Ciudadanos, absolutamente regresivo con los derechos de la mayoría social", ha denunciado.
"Nuestra voluntad de llegar a un acuerdo con el PSOE, Izquierda Unida y Compromís para hacer un gobierno de progreso a la valenciana es un compromiso firme al que nunca hemos renunciado desde el día que propusimos que Pedro Sánchez fuese el presidente de un gobierno del cambio", ha enfatizado.
Asimismo, ha asegurado que Iglesias y su número dos, Íñigo Errejón, ya están trabajando para preparar ese encuentro, negando así que la destitución de Pascual haya interrumpido su colaboración. "Ayer mismo Errejón estuvo hablando con Iglesias, como parte normal del trabajo que estamos desarrollando en un momento en el que podemos retomar el contacto normalizado con el PSOE", ha asegurado Montero, tras negar que Errejón vaya a dimitir.