Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Iglesias cree que hace falta un gobierno que derogue las dos últimas reformas laborales de PSOE y PP

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha apuntado este domingo que "defender la patria es defender a la clase obrera y hace falta un gobierno en España que derogue las dos últimas reformas laborales de PSOE y PP, no solo porque son injustas sino porque son enormemente ineficaces".
En declaraciones a los periodistas realizadas antes de su participación, junto a varios diputados nacionales de su partido, en los actos conmemorativos del Primero de Mayo en Puertollano (Ciudad Real), ha mostrado su apoyo a los 143 trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo de la central termoeléctrica de ciclo combinado Elcogas.
Citando a Marcelino Camacho ha indicado que "todo lo bello, todo lo útil y todo lo necesario sale de la mano de los trabajadores", que, a juicio de Iglesias, "son los que pagan impuestos y no tienen empresas en Panamá, son aquellos a los que echan de su trabajo si no asisten con regularidad, a diferencia del Gobierno en funciones, que no ha querido asistir al Parlamento para que lo controle".
Iglesias considera que existe "otro futuro" para Elcogas con un gobierno de Podemos. "Hablar de Elcogas es hablar de soberanía, de un modelo de relaciones laborales que apuesta por la investigación y el desarrollo, por empleos estables y un modelo de transición energética de alto valor añadido", ha reiterado.
En todo caso ha reconocido que el primer ministro italiano, Matteo Renzi, no ha respondido al mensaje que le envió hace unas semanas en el que pedía su mediación ante Enel, principal accionista de la termoeléctrica a través de Endesa, para revertir el cierre de Elcogas.
Aun así ha insistido en que espera que Italia y España se sitúen "en la misma trinchera" defendiendo la soberanía de estos países "frente a los que quieren imponer su modelo de precariedad para el sur de Europa, que va contra los intereses de los trabajadores".