Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padre de Marta del Castillo: "Si las grabaciones se hubieran analizado antes, se podría haber acusado a otras personas"

El padre de Marta del Castillo, la joven asesinada en enero de 2009, ha valorado este martes el hecho de que la Policía Judicial haya concluido que las 600 horas de conversaciones grabadas en un CD por un supuesto infiltrado en el entorno y en la familia del 'Cuco' no contienen ningún dato "relevante" que pueda ayudar a la búsqueda del cuerpo, y ha señalado que si estas grabaciones "se hubieran tenido en cuenta antes, se podría haber acusado a otras personas" por un delito de encubrimiento.
En este sentido, Antonio del Castillo ha señalado en declaraciones a Europa Press que él ya sabía que en estas grabaciones "no se dice dónde está Marta", pero de las mismas "se deduce que hay personas que no han sido juzgadas y que pudieran saber dónde" se encuentra el cuerpo, siendo así responsables de un presunto delito de encubrimiento que, no obstante y transcurridos siete años desde que ocurrieron los hechos, "ya ha prescrito".
"¿Qué va a hacer la Policía ante un delito que ha prescrito? ¿A quién van a llamar para que declare?", se ha preguntado el padre de Marta del Castillo, quien ha subrayado que si la Policía "hubiera tenido en cuenta anteriormente estas grabaciones, y me consta que las tenían, se podría haber acusado a otras personas de un delito de encubrimiento" que a día de hoy "ya ha prescrito".
Así, Antonio del Castillo ha puesto de manifiesto que la Policía "tuvo estas grabaciones en su momento, cuando el delito no había prescrito", punto en el que ha insistido en que él ya sabía que las grabaciones del infiltrado no contenían ningún dato relevante para saber dónde está el cuerpo, pero de las mismas "sí se deduce quién estuvo allí, qué hizo cada uno...".
"Del trabajo no hecho, vienen estos problemas ahora", ha sentenciado el padre de la joven.
EL INFORME POLICIAL
Y es que fuentes judiciales han informado a Europa Press de que, tras analizar estas 600 horas de grabaciones, los agentes de la Policía Judicial han elevado un escrito al juez de Instrucción número 4 de Sevilla --que mantiene abierta una pieza separada para la búsqueda del cuerpo-- en el que le informan de que estas grabaciones no contienen "nada relevante" de cara a dicha búsqueda.
De esta manera, esta pieza separada queda a expensas de que se practiquen las diligencias que en el futuro sean oportunas para intentar localizar el cuerpo de la joven sevillana, han indicado las mismas fuentes consultadas por Europa Press.
Fue el 29 de octubre del pasado año 2015 cuando el juez instructor, Francisco de Asís Molina, remitió a la Policía Judicial las más de 600 horas de conversaciones grabadas en un CD por un supuesto infiltrado, identificado como P.B.R., para que las examinaran y le informaran de su contenido.
De este modo, el magistrado remitió a la Policía Judicial "los discos compactos que un particular llevó al Ministerio Fiscal y al Registro General de Escritos de los Juzgados diciendo que tienen que ver con la causa investigada" y le pidió que "examine estos soportes informáticos y le informe de su contenido".
En el escrito que acompaña al CD entregado al fiscal aparece la firma del supuesto infiltrado y del padre de Marta, Antonio del Castillo, quien el día 19 de octubre de 2015 acudió a los juzgados del Prado de San Sebastián con la intención de entregar tanto al juez como a la Fiscalía el referido CD con las 600 horas de grabaciones, que incluiría una nueva versión de los hechos.