Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Page dice que "nadie discute en el PSOE que Sánchez sea presidente" y pide a Podemos que esté "atento" a los resultados

Rechaza nuevas elecciones, pero dice que "si no dejan más camino, es mejor que la gente relea otra vez los resultados o repita el mensaje"
El secretario general de los socialistas en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que "nadie discute en el PSOE" que lo que quiere el partido es que Pedro Sánchez se convierta en presidente del Gobierno, y ha avisado a Podemos que esté "atento" a lo que digan este sábado los socialistas en esta consulta a la militancia.
Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios tras ejercer su voto sobre el acuerdo con distintas fuerzas políticas para conformar un gobierno progresista y reformista, en la sede del PSOE de Castilla-La Mancha en Toledo, pasadas las 11.30 horas.
García-Page se ha mostrado convencido de que "el sentir mayoritario" en el seno del partido es que Sánchez sea presidente "en esa posición de pacto", y aunque ha asegurado desconocer cual será el resultado, ha confiado en que sea "útil y positivo en la dirección" de que el PSOE consiga gobierno.
Asimismo, ha reclamado la atención de la formación de Pablo Iglesias, porque, a su juicio, "el PSOE tiene vocación de gobernar, no a cualquier precio, con nuestros límites" pero con "vocación de entendernos con Podemos", poniendo como ejemplo la satisfacción en los resultados de su pacto con la formación morada en Castilla-La Mancha.
No obstante, el líder de los socialistas en la región ha confesado que le gustaría que el PSOE tuviera mayoría absoluta para gobernar y que no necesitara "ningún pacto", recalcando que aún así dialogar en política "sería necesario y moralmente importante".
NO ES PUNTO Y FINAL
Sobre los próximos días, García-Page ha manifestado que "hay quien piensa" que tras los primeros días de marzo "si se confirma la votación de la investidura es el punto y final en el proyecto del secretario general", extremo que ha negado pues, a su entender, todavía "quedan semanas por delante para que el PSOE intente ampliar este espectro de apoyo".
"Hay pactos con Ciudadanos y otras formaciones minoritarias y tengo la confianza de que este resultado ayude a poder ampliar el espacio político y la mayoría con la que se tiene que sustentar un posible gobierno, porque las cuentas no saldrían", ha aseverado.
Respecto a una nueva convocatoria de elecciones, el líder del PSOE en Castilla-La Mancha ha indicado que "la inmensa mayoría no quiere que haya segundas elecciones" y nadie en su partido va a trabajar porque las haya, aunque ha admitido "que si no nos dejan mas camino es mejor que la gente relea otra vez los resultados o repita el mensaje".
PROCESO HERMOSO Y CAMINO INÉDITO
Sobre la consulta a la militancia que se celebra este sábado, ha celebrado que "el proceso hermoso y el camino inédito desde la Transición" que está poniendo en marcha el PSOE, por lo que ha pedido a los militantes que no piensen en los intereses del propio partido sino en los del país.
"Un partido como el PSOE de mentalidad mayoritaria, que ha gobernado muchos años y que aspira hacerlo, contundente en los principios pero muy moderado en las formas solo le va bien si sus intereses coinciden, si están alienados con el conjunto de la mayoría española", ha concluido García-Page.