Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Page pide "firmeza y unidad" a instituciones españolas frente al desafío catalán y pide a Puigdemont respeto al Estado

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido a las comunidades autónomas y al resto de instituciones españolas "firmeza y unidad" ante el desafío catalán, toda vez que Carles Puigdemont ha sido investido presidente de Cataluña, al tiempo que ha abogado por que todas las regiones y todos los presidentes autonómicos cumplan con la obligación de "defender los intereses constitucionales".
En un encuentro informativo con medios de comunicación de Castilla-La Mancha en Albacete, García-Page ha afirmado que este desafió catalán "no puede ser un debate bilateral del Estado con una sola región" y debe abordarse como un debate "en su conjunto".
"No creo que haya ningún presidente autonómico que deba mirar a otro lado en un momento tan difícil para la política global", ha dicho García-Page, quien ha apostado por que los dirigentes políticos estén "atentos" ante "el devenir la política a nivel nacional".
Así, ha subrayado que "todos" están obligados a "ayudar a la firmeza constitucional", ya que "el planteamiento independentista marcará la agenda nacional".
DA LA BIENVENIDA A PUIGDEMONT CON UNA PETICIÓN
García-Page ha dado la "bienvenida" al nuevo presidente autonómico catalán, Carles Puigdemont, a quien ha dicho conocer de sus encuentros siendo ambos alcaldes de dos ciudades pertenecientes a la Red de Juderías.
"Le doy la enhorabuena pero le tengo que dejar claro que el debate que se plantea en el fondo no es independencia sí o independencia no, sino respeto a las reglas democráticas o no", ha apuntado, tras lo que le ha pedido "respeto" a las normas del Estado.
Por último, ha alertado de que "detrás de la ruptura del país y del planteamiento del separatismo, hay un ataque frontal al concepto de igualdad de oportunidades", lo cual va a exigir que todo el mundo "tenga claro el escenario constitucional, el cual requerirá amplios consensos y es inevitable tener un diálogo y sereno con quienes tienen una responsabilidad".