Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rebrote de la 'kale borroka' en el País Vasco se salda con una quincena acciones violentas en 2013

Responden a grupos minoritarios del entorno proetarra críticos con la línea oficial de la izquierda abertzale, según expertos antiterroristas
El año 2013 se ha saldado con un total de 15 acciones de 'kale borroka' en el País Vasco, una cifra que ha ascendido especialmente en las últimas semanas del año en las que se ha experimentado un rebrote de ataques. Según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, responden a grupos minoritarios dentro del entorno proetarra críticos con la línea oficial de la izquierda abertzale.
A mediados de diciembre la Ertzaintza tenía contabilizados un total de 206 actos de violencia callejera a lo largo del año, de los cuales consideraban que 14 acciones respondían a casos de 'kale borroka' y por tanto ya han sido remitidas a la Audiencia Nacional. Desde entonces, en los últimos días se ha producido al menos un nuevo altercado susceptible de ser considerado en la misma categoría.
Se trata del ataque que tuvo lugar el pasado 21 de diciembre a las 14.15 horas en Bilbao, cuando un grupo de saboteadores, con los rostros tapados, interceptaron en la zona de la Ribera de la Ría de la capital vizcaína una unidad del tranvía que se dirigía a Atxuri. Posteriormente golpearon con unas barras el parabrisas y realizaron pintadas a favor de la amnistía de los presos. Un día después, desconocidos realizaron pintadas ofensivas en un monolito erigido a las víctimas del terrorismo en Portugalete (Vizcaya)
Durante el primer trimestre no se registraron incidentes. Los primeros signos de violencia callejera organizada llegaron en el mes de abril. La noche del viernes 12, varios encapuchados cruzaron y quemaron contenedores y apedrearon dos sucursales bancarias en la localidad vizcaína de Basauri. Estos ataques se produjeron después de que en la vecina localidad de Galdakao tuviese lugar "un funeral civil" por el ex jefe de ETA, fallecido en Francia a finales del mes de marzo, Xabier López Peña 'Thierry'.
También se quemaron varios contenedores el 27 de mayo en Baracaldo (Vizcaya) o el 8 de julio en Bilbao afectando a una sucursal bancaria, un bar y un comercio, así como un edificio de viviendas.
DOS REPETIDORES POR EL 'GUDARI EGUNA'
El mes de septiembre estuvo marcado por el ataque en la localidad vizcaína de Sopelana contra dos repetidores de telefonía, junto a los cuales aparecieron pasquines con el lema en euskera 'La lucha es el único camino'. Aquella acción coincidió con el inicio del 'Gudari Eguna' (día del combatiente vasco), fecha (27 de septiembre) que habitualmente ETA y su entorno han utilizado para celebrar actos de homenaje a los militantes de la banda o emitir comunicados.
Otro objetivo destacado de los radicales este año han sido las sedes de los partidos políticos. Durante el mes de abril fueron atacadas las del PNV en Lekeitio y Gorliz, en Vizcaya. También la de Pamplona donde aparecieron varias pintadas en euskera con expresiones como "Fascistas corruptos" o "atar vuestros perros".
En mayo atacaron otra sede del PNV --esta vez en Orozko (Vizcaya)-- con pintadas contra la formación nacionalista y la Ertzaintza tan sólo un día después de que la policía autónoma vasca procediera a detener en Ondarroa a Urtza Alkorta, condenada por colaboración con ETA. Simpatizantes de la izquierda abertzale y representantes de Sortu y de EH Bildu formaron "un muro popular" para impedir el arresto.
NUMEROSOS ATAQUES A SEDES DE PARTIDOS
En octubre, los radicales precintaron la sede del PP en San Sebastián con carteles a favor de los presos de ETA. No obstante, el nivel de hostigamiento ha crecido exponencialmente los dos últimos meses de noviembre y diciembre en los que quemaron la bandera de España y Europa del Ayuntamiento de Elorrio (Vizcaya), atacaron las sedes del PP de Amurrio (Álava), Getxo (Vizcaya) y Baracaldo (Vizcaya), esta última con un 'cóctel molotov'.
Se quemaron nuevos contenedores en Bilbao y Lequeitio (Vizcaya) y atacaron la sede del PNV también en Baracaldo y el ayuntamiento de Basauri. Esta última acción fue grabada en video y difundido en Internet por Ernai, las juventudes oficiosas de Sortu que en sus estatutos rechaza oficialmente este tipo de acciones.
Expertos en la lucha antiterrorista vinculan el rebrote de actos de 'kale borroka' en el País Vasco a sectores abertzales críticos con la línea oficial y fuera del control de los actuales dirigentes del entorno proetarra. Estas fuentes creen además que no se trata de hechos puntales, sino que tienen vocación de mantenerse como una medida de protesta habitual contra el Gobierno pese a que estas actitudes son oficialmente rechazadas por Sortu en sus estatutos.
La consejera de Seguridad del Gobierno vasco Estefanía Beltrán Heredia explicó que 2013 no ha sido un año especialmente virulento en comparación con otros cursos en el pasado y destacó que muchas de las más de 200 acciones registradas fueron reivindicaciones sociales de diversa índole coincidiendo en el tiempo con conflictos laborales, reivindicaciones sociales, estudiantiles o huelgas. Según dijo, estas circunstancias poco difieren de lo que ha sucedido en otros lugares de la geografía española.
ACCIONES CONTRA EL CAPITALISMO
Según los datos recopilados por Europa Press el 25 de abril dos individuos rociaron con líquido inflamable el cajero automático de una entidad bancaria y posteriormente le han prendido fuego, en la localidad guipuzcoana de Aretxabaleta. En la fachada del banco no aparecieron pintadas relacionadas directamente con la banda, sino una que rezaba "Sua Kapitalismoa" (Fuego al capitalismo).
También pintadas en contra del capitalismo acompañaron otro ataque perpetrado tres días después contra otra sucursal bancaria en Amorebieta (Vizcaya). Un grupo de desconocidos arrojó un cóctel molotov contra los cajeros exteriores y golpearon sus cristales. Desconocidos prendieron fuego en mayo a otro cajero automático en Mondragón y realizaron una pintada con la expresión "Quemar el capital" (Guipúzcoa).
El 29 de ese mismo mes una decena de encapuchados rompieron los cristales y cajeros automáticos de cuatro entidades financieras de Ondarroa (Vizcaya), mientras, en el municipio vizcaíno de Plentzia, desconocidos arrojaron pintura contra oficinas de cajas y bancos. Esa misma noche, desconocidos arrojaron pintura roja y negra contra otra sucursal bancaria en San Sebastián.