Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pleno de Pamplona reprueba a Patxi Zabaleta por sus palabras sobre ETA

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado este viernes una moción de reprobación al parlamentario de Aralar-NaBai Patxi Zabaleta por haber afirmado que "mientras existan presos políticos, ETA debería seguir existiendo" y que la amnistía general "es el mejor homenaje que se les puede hacer a las víctimas del terrorismo".
La moción ha sido presentada por UPN y ha contado con el apoyo de PSN y PP, mientras que Bildu y Aralar-NaBai han votado en contra y Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra se han abstenido.
UPN ha manifestado en un comunicado su "satisfacción por el apoyo mayoritario a la moción" y ha lamentado que "Uxue Barkos y Geroa Bai amparen estas declaraciones al evitar pronunciarse sobre su rechazo".
La formación regionalista ha considerado que las declaraciones de Zabaleta son "incompatibles en un líder político y no solo suponen un insulto a las víctimas del terrorismo sino que justifican la existencia de una banda terrorista que ha causado cerca de mil muertos".
La moción también exige "la disolución inmediata de ETA sin contraprestaciones políticas y la solidaridad con las víctimas de la banda", un punto que tampoco ha logrado el apoyo de Bildu ni de Geroa Bai.
Los regionalistas han criticado que "a estas alturas haya grupos que no tengan el valor de rechazar la actividad de ETA y de exigir su inmediata disolución".
En la sesión plenaria de esta mañana también se ha rechazado apoyar el llamado 'manifiesto foral', como pedía Geroa Bai. UPN ha afirmado que este documento, firmado entre otros por el dirigente de la izquierda abertzale Pernando Barrena y el expresidente de Navarra Juan Cruz Alli, es "una maniobra para lavar la cara del nacionalismo vasco en Navarra, intentando pasar por defensores del Fuero, cuando precisamente defienden todo lo contrario".
En este sentido, UPN ha exigido a Barkos que "no esconda las ikurriñas y muestre su verdadera cara a los navarros". "Envolver la pretensión de anexión de Navarra al País Vasco en la bandera del foralismo es una maniobra torticera y un manoseo indecente de la historia de Navarra", ha concluido.