Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paraguay impulsa la integración energética y comercial al frente del Mercosur

El ministro de Asuntos Exteriores de Paraguay, Alejandro Hamed, destacó hoy en Montevideo las estrategias de su país para impulsar la integración arancelaria y energética en el seno del Mercosur en este primer semestre de 2009.
En la segunda y última jornada de la XVI sesión plenaria del Parlasur, como se denomina al parlamento del bloque, Hamed presentó ante diputados y senadores las líneas de trabajo desarrolladas por Paraguay, que tiene la presidencia temporal del Mercosur durante el primer semestre de este año.
El canciller paraguayo apostó por la "eliminación del doble cobro del arancel externo común" y la "distribución de la renta aduanera" entre los países del bloque, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y al que Venezuela está en proceso de adhesión plena.
Hamed subrayó el "gran impacto y trascendencia" de estas medidas "para consolidar la unión aduanera", al considerar que se trata de "un tema indisolublemente ligado al de las asimetrías".
"Para Paraguay, este tema conlleva una directa incidencia sobre su desarrollo", aseveró.
Se refirió a "asuntos pendientes", como el establecimiento de un órgano que garantice "la distribución eficaz y efectiva de lo recaudado en concepto de renta aduanera", la creación de un código aduanero común y la "necesaria" interconexión informática entre las aduanas.
Asimismo, Hamed señaló que Paraguay pretende "impulsar decididamente una integración energética" y, para ello, apoyará "las tareas que le han sido encomendadas al grupo de alto nivel para la elaboración de un Programa de Cooperación Sur-Sur, conjugando los campos energéticos y alimenticios".
El ministro aseguró que el gobernante de Paraguay, Fernando Lugo, "sustenta los objetivos y prioridades de esta presidencia bajo el lema 'un Mercosur para la gente', a fin de darle un rostro más humano al proceso".
Anunció también que "en muy breve plazo" comenzarán en Paraguay las actividades del Instituto Social del Mercosur, creado "luego de arduas negociaciones y con el esfuerzo y decidido apoyo de todos los países miembros".
Ese instituto, que por el momento carece de sede física y de director, será un "vehículo que colabore para la superación de asimetrías en la sociedad", auguró el canciller.
Según Hamed, las asimetrías "siguen afectando a los países menores del bloque" y "principalmente" a Paraguay, por ser "la menor economía" del Mercosur y tratarse de una nación "de no desarrollo y sin litoral marítimo".
El canciller destacó la voluntad de que los fondos estructurales del Mercosur "sigan financiando proyectos" y se refirió al creado para las micro, pequeñas y medianas empresas como "un importante instrumento para la integración productiva".
También abogó por impedir que "las preocupaciones políticas en el continente y en un mundo cargado de incertidumbres e inestabilidades" afecten al proceso de integración.
Hamed calificó esa integración como "esencial" para "todos sus miembros", pero sobre todo "para los países menores", para los que supone "el principal instrumento de desarrollo".
Opinó que el Mercosur vive un "momento histórico", pues "ingresa a la edad adulta", y se refirió al "advenimiento de un nuevo momento político trascendente" en su país tras la llegada al poder de Lugo en agosto pasado.
"Un nuevo Gobierno, de un nuevo signo político, asume la responsabilidad de dirigir los destinos de nuestra nación", apostilló.