Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament despide a Cañas (C's), tras cuatro años "intensos" y entre muestras de cariño

La vicepresidenta primera del Parlamento catalán, Anna Simó (ERC), ha clausurado este viernes el pleno con unas palabras de despedida para el diputado de C's Jordi Cañas, que este lunes abandonará su escaño tras haber sido citado a declarar como imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por presunto fraude fiscal.
Simó, que ejerce de presidenta del Parlament en funciones por la convalecencia de Núria De Gispert, ha recordado que Cañas es diputado en la Cámara catalana desde 2011, un período "intenso", en el que ha protagonizado algunos sonados rifirrafes con representantes de otros partidos e incluso con la propia De Gispert.
"Se levanta la sesión, pero antes dar la despedida al diputado Jordi Cañas, que lo ha sido durante dos legislaturas, si me permiten muy intensas, y que el lunes dejará su escaño", ha dicho Simó, un gesto que Cañas ha agradecido con un asentimiento y una sonrisa desde su escaño.
Varios de los parlamentarios --principalmente de las bancadas de PSC, PP y C's-- han despedido con aplausos al diputado, y muchos se han acercado a abrazarle y darle ánimos una vez finalizado el pleno, entre ellos sus compañeros, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, la gran mayoría de los diputados del PP y algunos parlamentarios de ERC.
El primero en despedirle ha sido el líder de C's, Albert Rivera, que le ha abrazado visiblemente emocionado y al que Cañas, en la rueda de prensa de su despedida dos horas antes, había considerado "un amigo" del que había obtenido todo el apoyo y comprensión.
También le han dado muestras de cariño gran parte de la bancada del PP, incluido el diputado José Antonio Coto, con quien Cañas había tenido agrias discusiones en muchos debates económicos tanto en comisión como en el pleno del Parlament.