Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament valida el plan de choque de JxSí y lo supedita en parte a los Presupuestos

Exige más becas comedor, expropiar a bancos, ayudas a transporte y reducir las listas de espera
El pleno monográfico sobre pobreza y reactivación económica del Parlament ha validado este jueves el plan de choque social de JxSí, pero ha vinculado una parte a la aprobación de unos nuevos Presupuestos de la Generalitat.
El plan de choque social ha llegado al pleno a través de varias propuestas de resolución, que han contado con los votos de JxSí y el apoyo variable de los otros grupos; y tres se empezarán a aplicar de inmediato: lucha contra la pobreza infantil, la pobreza energética y la emergencia habitacional.
El resto de propuestas contienen medidas ambiciosas en ámbitos como la enseñanza y la cultura, la renta mínima de inserción (RMI), refugiados, dependencia, empleo, energía y agua, pero deberán esperar a que se aprueben unos nuevos Presupuestos.
JxSí estima en 270 millones de euros la aplicación de su plan de choque social, pero las proposiciones de resolución aprobadas concretan partidas por valor de 30 millones: el resto se vinculan a la disponibilidad presupuestaria de la tesorería de la Generalitat.
De los tres paquetes de iniciativas que se aplicarán de inmediato destaca mejorar el acceso a las becas comedor e incrementarlas, dar salida a los excedentes alimentarios y lograr una tasa de "desahucios cero".
Para combatir la pobreza energética, el Parlament ha aprobado instar al Govern a destinar a alquiler social 3.000 pisos cedidos por grandes tenedores y expropiar al menos 3.000 viviendas más a los bancos que se nieguen a cederlos, incluir en los Presupuestos una partida de diez millones de euros para pagar las facturas de suministros de familias sin recursos y obligar a las compañías a asumir el 50% del gasto de este colectivo.
También ha prosperado una propuesta de resolución para destinar 10 millones de euros a vivienda social y 10 más a un plan de barrios que permita proteger a los más vulnerables, además de acercar la cultura al conjunto de ciudadanos e impulsar ayudas al transporte público.
MEDIDAS QUE REQUIEREN PRESUPUESTOS
En el ámbito de las partidas del plan de choque que se vinculan a la disponibilidad Presupuestaria, el Parlament ha aprobado instar al Govern a reducir la rátio de alumnos por aula en barrios de alta complejidad social, mejorar las subvenciones para guarderías, y recuperar la renta mínima de inserción (RMI) como derecho subjetivo.
Además, han prosperado propuestas para potenciar el sistema de la dependencia, crear un marco de relaciones con las Naciones Unidas para acoger al máximo número de refugiados, avanzar hacia un salario mínimo catalán de mil euros al mes y desplegar los programas europeos de garantía juvenil.
Estudiar la creación de nuevas figuras de fiscalidad ambiental, combatir el fraude fiscal, reinstaurar el impuesto sobre depósitos bancarios --anulado por el Tribunal Constitucional (TC)--, mejorar la gestión pública del agua, primar el autoconsumo de energías renovables, son medidas que también han sido validadas por la mayoría de la Cámara catalana.
REABRIR LOS CAP
En el capítulo de sanidad, el Parlament ha aprobado la reapertura de los Centros de Atención Primaria (CAP) cerrados en los últimos años, reducir las listas de espera -una actuación estimada en 100 millones de euros, vinculados a unos Presupuestos--, retirar los conciertos a los hospitales privados con ánimo de lucro, prohibir la venta de datos sanitarios y reforzar el plan integral de salud mental.
Además, ha instado al Govern a, "durante el periodo de transición nacional previo al proceso constituyente, abstenerse de cualquiera actuación en los siguientes ámbitos": reducción de los salarios de los empleados públicos y venta de activos mobiliarios o inmobiliarios vinculados a empresas públicas.
PROTEGER A LOS 'SIN TECHO'
El Parlament también ha aprobado instar al Govern a recontar a las personas 'sin techo' en coordinación con las entidades especializadas y elaborar un informe sobre su situación, y a establecer mecanismos de prevención que detecten la exclusión antes de que la persona llegue a la calle.
Además, el Govern deberá eliminar el protocolo que impide el acceso a técnicas de reproducción asistida para mujeres sin pareja masculina, garantizando así la igualdad de acceso a mujeres lesbianas, sin pareja masculina y/o sin pareja.
Para evitar que todas estas propuestas queden "en papel mojado", se ha aprobado una propuesta de resolución para crear comisiones de seguimiento para corroborar la aplicación de las medidas.