Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament acepta la iniciativa contra las corridas, pero los taurinos no creen que prospere

El portavoz del PP en el Parlamento catalán, Daniel Cirera, durante el pleno que ha abierto hoy la puerta a prohibir las corridas de toros en Cataluña al aceptar que siga tramitándose una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), avalada por la firma de 180.000 personas, que hace esta petición. EFEtelecinco.es
El Parlament ha abierto hoy la puerta a prohibir las corridas de toros en Cataluña al aceptar que se tramite una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en este sentido, aunque los taurinos se aferran a la esperanza de que en el debate parlamentario no se certifique su defunción definitiva.
De hecho, en Cataluña solo hay una plaza de toros en activo: la Monumental de Barcelona, aunque existen otras tradiciones taurinas, como los "correbous", espectáculos callejeros con toros, donde no son sacrificados y a los que no afectaría esta iniciativa, que ciñe su reclamación a las corridas.
Si la ILP llega a buen puerto con su redactado original, Cataluña se convertiría en la segunda comunidad española en prohibir estos festejos, tras Canarias que los vetó en 1991.
Un total de 67 diputados han votado a favor de permitir que la ILP continúe debatiéndose y han derrotado las enmiendas a la totalidad presentadas por PSC, PP y Ciudadanos, respaldadas por 59 diputados partidarios de las corridas, mientras que 5 se han abstenido y 4 no han participado en la votación.
En una votación secreta, algo inusual en la cámara, ERC e ICV-EUiA han votado en contra de las enmiendas, mientras que PSC y CiU han dado libertad de voto a sus diputados y los de PP y Ciutadans se han inclinado por vetar la ILP impulsada por la Plataforma "Prou!" (Basta!), que pide la modificación de la ley catalana de protección de animales para vetar "las corridas de toros y los espectáculos de toros que incluyan la muerte del animal".
PSC y PP han acusado a los nacionalistas catalanes, especialmente los populares a ERC, de azuzar el debate identitario en contra de España a la hora de defender su posición a favor de prohibir las corridas de toros en Cataluña, lo que ha sido rechazado de plano por CiU, ERC e ICV.
El presidente de la plataforma en Defensa de la Fiesta, Luis Corrales, ha asegurado que "todavía queda mucho partido" para convencer a los diputados.
Corrales ha restado importancia a la decisión del Parlament, aunque ha asegurado que el debate sobre el futuro de la fiesta taurina en Cataluña que ahora pasará a comisión -donde se estudiará si se elimina la "excepción" de los toros en la Ley de protección de los animales- nace "viciado de antemano".
Los defensores catalanes de la tauromaquia han adelantado que rechazarán realizar corridas a la portuguesa, en las que el toro no muere en la plaza, para satisfacer así el principal punto de conflicto con los abolicionistas y esperan poder convencer de su posición a los diputados del Parlament.
La abogada de la plataforma Prou! (¡Basta¡) ha explicado en rueda de prensa que ahora la ILP pasará a la comisión parlamentaria de Medio Ambiente, donde se discutirá la modificación de la ley de Protección de los Animales, que incluía una "excepción" para estos espectáculos de toros.
Según la plataforma, esta iniciativa será votada en comisión previsiblemente en el mes de febrero, para que pase a pleno en mayo, un tiempo que, no obstante, es muy ajustado, ya que el periodo de sesiones finaliza en junio, y a la vuelta del verano, se convocarán las elecciones al Parlament.
Entre los cerca de 110 periodistas acreditados para seguir esta sesión había varios representantes de periódicos, agencias de noticias y televisiones extranjeras.
El corresponsal volante de la agencia Associated Press (AP) Hernán Muñoz ha explicado a Efe que la corriente abolicionista de los toros, Fiesta que desde el resto del mundo se asocia a la cultura española, está vinculada con el movimiento independentista y las consultas soberanistas celebradas en Cataluña.
Agregó que por ello la ILP se convierte en una noticia de más interés en aquellos países "que no tenían conocimiento del nacionalismo catalán".
El corresponsal de The Times Graham Keeley ha explicado que los toros es un asunto que despierta gran interés en el Reino Unido, donde es visto como "algo cruel" y por eso este primer debate sobre el futuro de las corridas es especialmente interesante porque si prospera podría llevar la corriente abolicionista al resto de comunidades españolas.
El empresario taurino Óscar Chopera dijo a Efe que, a pesar de la votación de hoy, "no está todo perdido", debido que el trámite legislativo aún está abierto, y que prohibir "es una palabra nefasta".
El propietario de la Plaza Monumental de Barcelona, Pedro Balañá, opinó que la prohibición, si sale adelante, es "una limitación a la libertad de las personas que mantienen y sienten esta tradición".
El torero Enrique Ponce señaló que la admisión por el Parlament de la propuesta para prohibir las corridas de toros es "un ataque político utilizando la 'Fiesta' contra algo muy español".