Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlament balear cree que se podrían desplegar observadores de derechos humanos en el Sáhara Occidental y en Tindouf

El Parlamento balear ha considerado este martes que el Consejo de Seguridad podría solicitar al Alto Comisionado de derechos humanos el despliegue de observadores de derechos humanos en el Sáhara Occidental y en los campamentos de refugiados de Tindouf puesto que actualmente no hay ninguna organización independiente de derechos humanos.
Así se ha pronunciado la Cámara balear, que ha aprobado una declaración institucional que recoge también que los derechos humanos deben constituir un componente esencial del mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso), de cara a su próxima renovación en abril de 2014.
"Ante las constantes denuncias de violaciones y abusos de los derechos humanos en la región del Sáhara Occidental y teniendo en cuenta que Minurso es una de las pocas misiones de mantenimiento de la paz de la ONU que no tiene componente de derechos humanos, el Parlament considera de extrema importancia que se adopte una resolución en este sentido en el seno del Consejo de Seguridad", indica la declaración institucional.
Alternativamente, el Parlament cree que el Consejo de Seguridad podría pedir el despliegue de observadores puesto que esta decisión representaría un paso importante para abordar las violaciones de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.
Asimismo, serviría para aportar información fiable e independiente sobre la situación actual de los derechos humanos, que jugaría un papel clave en la documentación de las violaciones de derechos humanos que de otra forma quedarían sin documentar, e impediría acusaciones no fundamentadas en otros casos.
Por otro lado, la Cámara ha constatado que la falta de observadores independientes en la región expone a la población a sufrir abusos. "Esta cámara es consciente, además, de que el Gobierno central se ha declarado en varias ocasiones a favor de dotar la Minurso de un mandato de vigilancia de derechos humanos".
Finalmente, ha pedido al Ejecutivo central que se comprometa a defender de manera firme y proactiva la necesidad de introducir un componente de derechos humanos en el mandato de Minurso, de cara a las negociaciones que tendrán lugar sobre la renovación de su mandato el mes de abril.