Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament rechaza propuestas de C's y PP para respetar la Constitución y contra la secesión

Los textos no prosperan por el voto en contra de JxSí, SíQueEsPot y CUP
La Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament ha rechazado este miércoles sendas resoluciones de PP y C's que se posicionaban contra el proceso soberanista y pedían al Govern respeto al ordenamiento constitucional y al estado de derecho.
El texto de C's recogía que el Parlament debe velar por el respeto al ordenamiento constitucional y que no se puede utilizar la Cámara catalana "como plataforma para la ruptura del orden democrático o para impulsar iniciativas fuera del marco legal vigente".
La propuesta del PP, que también ha sido rechazada, instaba al Govern a "garantizar la estabilidad política y respetar el estado de derecho como mejor herramienta para no entorpecer la recuperación de la capacidad económica de los ciudadanos y garantizar las coberturas sociales".
Los textos han recibido la negativa en todos sus puntos de JxSí, la CUP y SíQueEsPot; PP y C's se han apoyado mutuamente las iniciativas, mientras que el PSC ha avalado parcialmente algunos puntos y se ha abstenido sobre el resto.
Joan García (C's) ha dicho que su partido quería visualizar que "hay una mayoría social de catalanes que no está a favor de los postulados separatistas de JxSí y la CUP", y ha reclamado que todos los españoles deben ser iguales ante la ley.
Enric Millo (PP) ha defendido las reformas emprendidas por el Gobierno central en la última legislatura, y ha pedido al Ejecutivo catalán que "aparque el proceso de separación" porque el PP lo ve como garantía para que Catalunya se recupere definitivamente de la crisis.
PSC Y SÍQUEESPOT
El socialista Ferran Pedret ha lamentado que estos dos partidos y también los independentistas lleven de forma recurrente a la Cámara propuestas de este tipo que poco aportan, y considera que la secesión "es una cuestión política de fondo que no está bien resuelta en ninguna democracia desarrollada".
El líder de SíQueEsPot en el Parlament, Lluís Rabell, ha reprochado a PP y C's que de nada sirve invocar constantemente la Constitución para resolver el problema entre Catalunya y el resto de España, y ha defendido que la solución pasa por un referéndum: "Dar la palabra a la ciudadanía".
JXSÍ Y LA CUP
Anna Gabriel (CUP) ha calificado de "torticera" la iniciativa de C's y de mentira la de PP, y, en el caso de los populares, ha añadido, además, que era una oda al capitalismo que su grupo en ningún caso podía avalar.
Más allá del proceso soberanista, la moción del PP incluía medidas económicas como presentar una ley de emprendeduría; incrementar los recursos destinados a la investigación e estimular la colaboración público-privada entre el Servei d'Ocupació de Catalunya y entidades privadas.
Anna Caula (JxSí) ha pedido al PP no dar lecciones de estabilidad cuando en el Estado hay un gobierno en funciones desde hace dos meses y ningún pacto posible de investidura a la vista; y Marta Pascal (JxSí) ha defendido que existe un "mandato" ciudadano para avanzar hacia la independencia.