Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament tramita la moción de la CUP pero sólo se votará si la cambia

Pone en duda su legalidad y avisa de que podría no llegar a votarse
La Mesa del Parlament ha aceptado a trámite este martes la moción de la CUP que insta al Govern a aplicar la resolución independentista de noviembre de 2015, pero condiciona su votación en el pleno a que cambie el contenido para no vulnerar el dictamen del TC que anuló esa resolución.
En declaraciones a los periodistas, el vicepresidente primero de la Mesa, Lluís Corominas, ha advertido de que "si se sometiera el contenido de esta moción tal y como está, en relación a la sentencia del TC podría tener unas dudas".
Por eso, si no se modifica el contenido, la presidenta del Parlament "propondría que este punto decayese" del orden del día del pleno y no se votara.
La votación de la Mesa para tramitar de forma condicionada la moción ha salido adelante con los votos de JxSí --que ya suma mayoría--, los votos en contra del representante de C's y el del PSC, y sin que votara el miembro de SíQueEsPot (mientras que PP y la CUP no tienen representación en la Mesa).
Corominas considera que el dictamen del TC que anulaba la resolución de noviembre es "un hecho inédito", al preguntársele si la Mesa es coherente con su decisión doble de este martes: admitiendo un texto que llama a atender lo que pida la cámara independientemente de las leyes españolas y, a la vez, condicionando la tramitación de la moción porque incumple esas leyes.
"Nosotros lo que hacemos es implementar punto por punto el reglamento del Parlament", ha añadido Corominas.
Ha recordado que ya ha habido casos de votaciones sobre el contenido de un texto, aunque en esos casos se ponía en cuestión su congruencia en el pleno, e "incluso se han parado plenos para debatir la congruencia o no de una moción"; pero ahora sería la primera vez que pasa para debatir si es legal.
"Si el contenido es congruente o no, o si hay dudas sobre su legalidad, como es el caso, la Mesa tiene que someterla a votación antes de que se vote", ha dicho.