Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamentarios andinos de Ecuador trasladarán al foro el proyecto de Correa

Unos 10,5 millones de ecuatorianos estaban convocados a las urnas para designar a cinco parlamentarios andinos. EFEtelecinco.es
Los resultados preliminares en la elección de los representantes de Ecuador en el Parlamento Andino otorgan hoy una nueva victoria al proyecto político de Rafael Correa, con el que fortalece su "revolución ciudadana" y quiere trasladar a ese foro su idea de integración regional.
El ministro de Gobierno (Interior), Gustavo Jalkh, calificó hoy la jornada electoral de "muy importante, porque el Parlamento Andino es una institución que merece fortalecimiento para ser realmente un eje de fortalecimiento de la integración andina".
Con el 83,6% de los votos escrutados hasta ahora, el movimiento oficialista Alianza País consigue el 45,2% del apoyo, seguido de lejos por el Partido Sociedad Patriótica (PSP), liderado por el ex candidato presidencial Lucio Gutiérrez, que obtiene 13,3%.
En tercer lugar se sitúa también una fuerza tradicional, el Partido Social Cristiano (PSC), con el 11,8% de los votos.
A la espera de los resultados oficiales, Omar Simon, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), apuntó a que tres de los cinco puestos que Ecuador tiene en el Parlamento Andino podrían ser para Alianza País y los dos restantes, para las otras dos formaciones más votadas.
Las declaraciones de Jalkh acerca de la necesidad de fortalecer la integración coinciden con lo expresado por Correa quien, al conocer los primeros resultados, aseguró que Alianza País trabajará también desde el foro andino, integrado, además de Ecuador por Perú, Bolivia y Colombia, para que "la integración rinda frutos".
"El universo integracionista ha cambiado, ya no es subregional, no es Comunidad Andina (CAN) o Mercosur, es América del Sur, Unasur", afirmó el mandatario.
Correa ya había sugerido que "la labor del Parlamento Andino, como la labor de todas las instancias de integración subregional, debe ser preparar la convergencia de la CAN en el Mercosur para ya fusionarse en Unasur y actuar todos a nivel institucional y político en este nuevo universo integracionista".
Además, será María Isabel Salvador, ex ministra de Relaciones Exteriores de Correa, que trabajó en ese entonces con la idea de integración de "la revolución ciudadana" del Gobierno, la que liderará la lista de los representantes ecuatorianos.
Salvador, en declaraciones hechas tras conocerse anoche los primeros resultados, afirmó que el Parlamento Andino debía tener "la capacidad de generar recomendaciones vinculantes para los Estados", algo que no tiene hasta ahora y que, a su juicio "es fundamental para que la integración se concrete".
La ex canciller recordó las desavenencias que, sobre todo Colombia y Perú, ha mantenido con Ecuador desde el pasado enero, cuando el Ejecutivo de Correa decidió restringir las importaciones para hacer frente a la crisis financiera mundial, medida que afectó a sus países vecinos y socios en el foro andino.
Otro de los objetivos que Salvador se planteó llevar a las sesiones andinas es "lograr el reingreso pleno de Chile y Venezuela a la Comunidad Andina".
Tras el cierre de los colegios electorales y con resultados oficiosos en la mano, Correa insistió en que es necesario "unir fuerzas para seguir sacando adelante al país, cumpliendo la voluntad popular, que nos ha ordenado profundizar y radicalizar este proceso de cambio que se llama Revolución Ciudadana".
Con propuestas para la integración regional como el Banco del Sur, una unidad monetaria regional o la creación de una Organización de Estados Latinoamericanos que sustituya a la Organización de Estados Americanos (OEA), el proyecto político de Correa volvió a ganar en las urnas en la que supone su quinta victoria consecutiva.
Los ecuatorianos también eligieron a miembros de las juntas parroquiales, lo que el ministro de Gobierno consideró "un avance democrático que se elijan de esta manera y puedan representar con mucha mayor legitimidad las aspiraciones de las parroquias", divisiones administrativas de los municipios.