Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamentarios del PP lamentan que Monago se "salte a la torera" el programa y lo achacan a "presiones" de IU

Diputados y senadores del PP defensores de la reforma de la vigente Ley del Aborto han lamentado que el presidente extremeño, José Antonio Monago, se "salte a la torera" los compromisos electorales adquiridos por el partido al pedir que paralice el anteproyecto del Gobierno en esta materia y han achacado esta decisión a "presiones" de IU, su socio de Gobierno.
En declaraciones a Europa Press, la portavoz adjunta de la Comisión de Justicia y diputada por Segovia, Beatriz Escudero, que fue ponente del PP en un debate sobre el aborto el pasado mayo, ha censurado el comportamiento de Monago que, a su juicio, "se salta a la torera" no sólo el programa con el que el PP concurrió a los últimas generales, sino también el llamamiento que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo en el último Comité Ejecutivo Nacional.
En esa cita, con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón presente, Rajoy pidió a sus 'barones' territoriales que hicieran propuestas a la reforma de la Ley del Aborto para que haya el mayor consenso posible en la futura ley.
ROMPE LA DISCIPLINA
Escudero considera que es "enriquecedor" que haya distintas opiniones dentro del partido en torno a un tema tan sensible, pero cree que el planteamiento de Monago "rompe toda la disciplina" que tiene que haber en torno a unas siglas políticas que tenían claro lo que se iba a hacer en relación con la vigente Ley del Aborto.
La diputada castellano-leonesa piensa que quizá la propuesta del jefe del Ejecutivo extremeño responda a "alguna presión" por parte de sus socios de Gobierno. Ahora bien, ha remarcado en este sentido que "cada uno debe saber estar en su sitio". "Lamento que Monago, una persona a la que respeto y aprecio, tenga estos comportamientos externos cuando internamente se ha decidido buscar el consenso", ha concluido.
En términos similares, el presidente de la Comisión de Empleo y Seguridad Social y diputado por Guipúzcoa, José Eugenio Azpiroz, ha mostrado su "desacuerdo" con la posición de Monago, a quien ha remarcado que "no es coherente" con el programa electoral del partido ni con todos los debates que democráticamente se han producido y votado en los distintos congresos nacionales del PP, ni con el propio recurso de inconstitucionalidad que se presentó contra la Ley del Aborto del PSOE, ni con los propios estatutos del partido, "donde se defiende la vida humana".
Azpiroz entiende que Monago se encuentra en una situación política "difícil" porque va "de la mano" de IU, pero ha subrayado que "no hay nada más progresista" que lo que hace el Gobierno español "en defensa de la vida humana desprotegida con un equilibrio razonable del derecho a maternidad de la mujer".
LOS PRINCIPIOS POR ENCIMA DE LOS INTERESES
De su lado, el portavoz de Discapacidad del PP en el Senado y senador por Madrid, Luis Peral, ha señalado que todos los militantes del PP, "y muy especialmente los cargos públicos", están "obligados" a apoyar, en primer lugar, al Gobierno y, en segundo, a cumplir su con el programa electoral, donde está "absolutamente claro" su compromiso a reformar la legislación sobre el aborto.
"Creo que cualquier político muchas veces tiene que votar a favor de iniciativas de su Gobierno que a lo mejor no comparte al cien por cien, pero hay una cosa que se llama la disciplina del partido que en estos casos me parece muy importante", ha manifestado.
A su juicio, en política hay que tener "claras" las ideas y los principios y "nunca los intereses a corto plazo, si es que los hubiera". "No me parece razonable lo que ha hecho (Monago) porque de cada uno de nosotros se espera una lealtad en el seno del partido", ha finalizado.