Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento y el Ejecutivo hondureño analizarán el retiro del país de la ALBA

El diputado Juan Orlando Hernández, del opositor Partido Nacional de Honduras, dijo a Efe que "hay preocupación de que Honduras siga siendo miembro de la ALBA, por el componente militar que implica ser miembro de ese organismo". EFEtelecinco.es
El Parlamento y el Ejecutivo de Honduras analizarán "lo más pronto posible" el retiro del país de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), a la que esta nación se adhirió en 2008, informó hoy una fuente legislativa.
El diputado Juan Orlando Hernández, del opositor Partido Nacional de Honduras, dijo a Efe que "hay preocupación de que Honduras siga siendo miembro de la ALBA, por el componente militar que implica ser miembro de ese organismo".
Agregó que el poder Legislativo nombró una comisión para que analice con el Ejecutivo, que preside Roberto Micheletti, desde el domingo pasado, el retiro de Honduras de la ALBA.
Honduras se adhirió a la ALBA el 25 de agosto de 2008, pese a la oposición de varios sectores que argumentaron que el organismo, cuyos mayores promotores han sido Cuba y Venezuela, implica no solo aspectos comerciales y políticos, sino también de tipo militar.
Para analizar las "implicaciones negativas que podría tener" para Honduras seguir perteneciendo a la ALBA, el Parlamento hondureño aprobó el martes una moción del Partido Nacional, indicó Hernández.
El tema de la ALBA llegó al seno del Legislativo hondureño, luego de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, advirtió sobre una eventual intervención militar en Honduras a raíz de la separación de Manuel Zelaya como jefe de Estado de ese país, el pasado domingo.
Los países miembros de la ALBA y la Organización de Estados Americanos (OEA) exigen la restitución de Zelaya como presidente, quien por decisión del Parlamento fue sustituido el mismo domingo por Micheletti, quien era el titular del Legislativo.
Chávez incluso amenazó con sacar de la Presidencia de Honduras a Micheletti, a quien desde que asumió como mandatario designado le llama "Goriletti".