Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamento vasco no reprueba la operación contra los interlocutores de los presos de ETA pero la califica de grave

PNV y EH Bildu aprueban una enmienda que alude a las detenciones y a la prohibición de la marcha de 'Tantaz-Tanta'
El Parlamento vasco ha rechazado reprobar, tal como proponía EH Bildu, la detención de ocho interlocutores del Colectivo de Presos de ETA, EPPK. No obstante, gracias a los votos del PNV y EH Bildu, se ha acordado que la "gravedad" de este asunto, junto a otras materias relacionadas con él, sea debatida en la Ponencia de Paz y Convivencia de la propia Cámara autonómica.
La Diputación Permanente del Parlamento --el órgano que sustituye al pleno fuera de los periodos ordinarios de sesiones-- ha debatido este miércoles una proposición no de ley de la coalición soberanista en relación con la operación policial en la que la semana pasada fueron detenidos ocho interlocutores de los presos de ETA por su supuesta pertenencia a la banda.
La iniciativa de EH Bildu pretendía que la Cámara "reprobara" la detención de estas personas, sobre las que afirmaba que "han desarrollado una actividad pública, transparente y conocida a favor de la normalización política". Además, en el texto se destacaba que la labor de estas personas está avalada por "la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica".
La reprobación de los arrestos de Arantza Zulueta, Jon Emparantza y los otros seis detenidos --que permanecen en prisión por supuesta pertenencia a ETA-- solo ha contado con los votos a favor de los parlamentarios de EH Bildu, mientras que el PNV el PSE-EE, el PP y UPyD han votado en contra.
PONENCIA
En lugar de esta petición de EH Bildu, se ha aprobado una enmienda del PNV, en la que los jeltzales planteaban que este tema se aborde en el seno de la Ponencia de Paz y Convivencia de la Cámara autonómica.
Este foro, no obstante, permanece prácticamente paralizado desde que el PSE lo abandonó el pasado mes de septiembre. El PP y UPyD no han participado en ninguno de los encuentros que ha celebrado este foro en esta legislatura.
En el texto del grupo jeltzale se indica que cuestiones como el "relevante" pronunciamiento del colectivo de presos de ETA --en referencia al documento en el que éstos asumían las vías de reinserción individualizadas--; la "gravedad" de la operación contra sus interlocutores o la prohibición de la marcha de 'Tantaz-Tanta' contra la dispersión de los reclusos de la banda, "constituyen, entre otros, temas que deben ser abordados" en la Ponencia de Paz y Convivencia.
La enmienda del PNV ha salido adelante gracias al apoyo de EH Bildu, mientras que el resto de grupos han votado en contra. En el debate también se ha sometido a votación una propuesta del PSE-EE y otra de UPyD, aunque ambas han sido rechazadas.
El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, que ha sido el encargado de defender la iniciativa de su grupo, ha acusado al Estado español de actuar como un "enemigo de la paz", al impulsar una estrategia de "criminalización expansiva" como respuesta a los "avances" que han supuesto los recientes pronunciamientos de los presos de ETA o la manifestación del PNV y Sortu a favor de los "derechos humanos, el acuerdo y la paz".
EPPK
Arzuaga ha destacado que Zulueta, Emparantza y el resto de los arrestados se estaban dedicando a tratar de "materializar" pronunciamientos como la reciente declaración del colectivo oficial de presos de ETA (EPPK), en la que éstos asumían las vías de reinserción individualizadas y reconocían su responsabilidad en el daño causado por el terrorismo. Además, ha confiado en que la Ponencia de Paz "no se demore demasiado" a la hora de abordar este tema.
Por parte del PNV, Joseba Egibar ha considerado que la Ponencia de Paz es el ámbito adecuado para debatir sobre estos temas, por lo que ha invitado al PP, PSE y UPyD a participar en ella y a "decir allí todo lo que tengan que decir".
Además, ha calificado de "acertada" la decisión de su partido de convocar una manifestación junto a Sortu, y ha constatado la "responsabilidad intransferible" del PP y del Gobierno central en la posibilidad de consolidar la paz y la convivencia.
"INTELIGENCIA Y PRUDENCIA"
El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha pedido a los Gobiernos central y vasco "inteligencia y prudencia" para gestionar el fin de ETA, unas cualidades que, a su juicio hasta ahora, "han brillado por su ausencia" en ambas administraciones. Respecto a la ponencia, ha asegurado que podrá reunirse, pero que, si en la misma, participan solo el PNV y EH Bildu, sus trabajos no tendrán "ningún efecto real".
El portavoz parlamentario del PP, Borja Sémper, ha afirmado que la operación policial contra los interlocutores del EPPK es la "consecuencia lógica" del "empecinamiento de ETA en no disolverse", y ha advertido de que habrá "más episodios" de este tipo porque el Estado de Derecho no va a dejar de funcionar".
Desde UPyD, Gorka Maneiro ha advertido de que "la paz no puede ser dejar en paz a los delincuentes". "En este contexto político y en cualquier otro, la justicia y el Estado de Derecho deben seguir funcionando", ha asegurado.