Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parten a España con sus familias los primeros siete presos cubanos excarcelados

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, atendiendo a la prensa el pasado miércoles en La Habana. EFEtelecinco.es
Los primeros siete presos políticos liberados por el Gobierno de Cuba en su compromiso de excarcelar a 52 de forma gradual en los próximos meses partieron hoy a España acompañados de sus familias.
Se trata de Pablo Pacheco, Omar Ruiz, Antonio Villarreal, Julio César Gálvez, José Luis García Paneque, Léster González y Ricardo González Alfonso.
Los seis primeros y sus familiares partieron del aeropuerto de La Habana en un vuelo de Air Europa y el último lo hizo poco después en uno de Iberia, según anticiparon este lunes en Madrid fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores español.
Se trata de miembros del Grupo de los 75, los opositores cubanos que fueron condenados a penas de hasta 28 años de cárcel durante la ola represiva de la Primavera Negra de 2003.
Todos los presos que quedan en la cárcel de ese grupo -52 incluidos los que viajaron hoy- serán excarcelados en un plazo máximo de cuatro meses, según el compromiso del Gobierno cubano.
Tras siete años en prisión, los primeros prisioneros liberados se encontraron con sus familias en el Aeropuerto José Martí de La Habana, adonde fueron trasladados desde la cárcel Combinado del Este, el punto donde han sido agrupados los que han aceptado abandonar Cuba e irse a España.
De momento, suman 20 los presos que han notificado a la Iglesia católica su disposición de viajar a territorio español.
La total ausencia de información oficial en La Habana acerca de los detalles de los viajes ha rodeado las primeras liberaciones de este proceso de excarcelaciones que es fruto del diálogo abierto entre el Gobierno de Raúl Castro y la Iglesia católica de la isla y que ha contado con el apoyo y acompañamiento del Ejecutivo español.
Elizardo Sánchez, portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), criticó la "ultrajante forma de enviar a personas al destierro", en referencia a la manera en que se han producido las primeras liberaciones.
"Salen del país en forma prácticamente clandestina, como si fueran terroristas o narcotraficantes", dijo Sánchez a periodistas en el Aeropuerto de La Habana, donde acudió para ser testigo, sin lograrlo, de la salida de Cuba de los primeros presos excarcelados.
El Gobierno de España se ha mostrado dispuesto a recibir a los 52 presos, que pueden irse después a otro país si así lo desean.
En el caso de Omar Ruiz, según explicó a Efe en conversación telefónica momentos antes de volar, la familia de su esposa reside en Estados Unidos y no descarta viajar posteriormente a ese país.
Este opositor cubano es periodista independiente pero una vez fuera de Cuba "trabajará en lo que pueda", según dijo.
Declaró también su alegría por su liberación tras siete años en la cárcel y confesó que para él fue "una sorpresa grandísima" la noticia de las excarcelaciones.
A su llegada a Madrid, los cubanos serán recibidos en el pabellón de autoridades del aeropuerto de Barajas por el director de gabinete del ministro, Agustín Santos.
La jornada en la que se ha producido la puesta en libertad de estos presos ha estado marcada en Cuba por la reaparición del ex presidente Fidel Castro en un programa de televisión para analizar la situación en Oriente Medio y el peligro de una guerra nuclear si Estados Unidos ataca a Irán.