Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Partidarios de la autodeterminación y de más autogobierno, al alza tras las generales

Los españoles partidarios de dotar de más autogobierno a las comunidades autónomas y los que quieren que éstas puedan ejercer el derecho de autodeterminación han crecido tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, según se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de enero.
La encuesta, hecha pública este jueves, se realizó entre el 2 y el 11 de enero, cuando todo apuntaba a que Cataluña tendría que repetir las elecciones autonómicas de septiembre ante la imposibilidad de investir presidente a Artur Mas. 'In extremis', el 10 de enero tras un inesperado pacto entre CDC, ERC y la CUP, el convergente Carles Puigdemont se convirtió en 'president'.
En concreto, el sondeo vuelve a poner de manifiesto que la opción mayoritaria entre los españoles es no hacer cambios en el Estado autonómico. El 39,8% se apuntó en enero a esta opinión, que un mes antes respaldaba el 38,6%.
La opción de un Estado sin autonomías continúa como la segunda con más apoyos, aunque baja más de un punto respecto a diciembre y se queda en un 15,9%, su registro más bajo de la serie histórica. Su récord, un 24,9%, data de noviembre de 2012.
LA AUTODETERMINACIÓN YA NO ES LA OPCIÓN MENOS ELEGIDA
En tercer lugar se sitúan los defensores de unas comunidades con más autonomía, que pasan del 14,1 al 14,6%, y, por primera vez no ostentan el porcentaje más bajo los que quieren un Estado en el que se reconozca a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en estados independientes.
Concretamente, los partidarios de la autodeterminación han pasado en un mes del 9,4 al 10,6%, y han adelantado al 9,8% que se decanta por recortar competencias a las autonomías.