Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Partido opositor colombiano rechaza el mensaje de las FARC sobre la reelección de Uribe

Dirigentes del Polo Democrático Alternativo (PDA), el principal partido opositor en Colombia, rechazaron hoy un mensaje de la guerrilla de las FARC que pidió a esa fuerza política participar en un acuerdo para frenar una posible reelección del presidente Álvaro Uribe en 2010.
El senador Parmenio Cuéllar afirmó en la asamblea del PDA, que terminó hoy en Bogotá, que su partido rechaza "cualquier injerencia de las FARC en la vida del Polo, debido a su origen ilegítimo y criminal".
Mientras tanto, el también congresista Iván Moreno manifestó que no aceptan que las FARC, el Ejército de Liberación Nacional o paramilitares "interfieran en las decisiones del partido".
El acuerdo contra la reelección lo propusieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un mensaje enviado al ex candidato residencial Carlos Gaviria, principal dirigente del PDA, en un pronunciamiento reproducido por la página web Anncol, que suele divulgar mensajes del grupo rebelde.
El movimiento insurgente pidió frenar "las pretensiones reeleccionistas y la continuidad de la estrategia de seguridad uribista".
"Terminar el conflicto y superar el horror de la actual confrontación fratricida en Colombia, pasa, ineludiblemente, por acuerdos políticos que abran las puertas a un nuevo régimen con capacidad de cimentar la paz democrática", expresaron las FARC.
El movimiento rebelde se declaró convencido de "que un camino así, solo puede ser construido con el esfuerzo convergente de todos los amigos de la verdadera democracia, los cambios progresistas y la justicia social".
Uribe, quien ganó los comicios en 2002 para un mandato de cuatro años, fue elegido para un segundo período de Gobierno en 2006, luego de lograr una histórica reforma constitucional que introdujo la posibilidad de la reelección.
El gobernante ha mantenido un inusual índice de respaldo en las encuestas de alrededor del 70 por ciento, por lo que sus seguidores le reclaman que sea de nuevo candidato para dar continuidad a sus políticas, especialmente la lucha contra la insurgencia.
Uribe no ha dicho expresamente si buscará su reelección y el año pasado afirmó que no es bueno "perpetuarse en el poder", si bien urgió la aparición de "nuevos líderes" que defiendan la continuidad de sus políticas.