Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pastor (PSE), sorprendido de que tras su "autocrítica" la primera iniciativa que Bildu presente sea la ley de Consultas

El parlamentario del PSE José Antonio Pastor ha considerado "sorprendente" que la primera iniciativa que se lleva al Parlamento vasco por parte de EH Bildu sea la Ley de Consultas, tras hacer "autocrítica" y reconocer la coalición soberanista la necesidad de "poner el eje de su política en los asuntos sociales", ya que "no tiene da que ver con los problemas de la gente".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Pastor ha señalado que, poco después de las últimas elecciones generales, oyó a Hasier Arraiz "hacer una reflexión muy autocrítica sobre lo que había sido la línea política de Bildu, lo que habían sido los resultados electorales, con un mal resultado para Bildu" y "entonó una especie de 'mea culpa' y dijo que el eje de la política de Bildu tenía que variar y tenía que poner un acento de forma especial en los asuntos sociales, en los problemas de la gente".
Por ello, ha considerado "sorprendente" que la primera iniciativa que se lleva al Parlamento vasco por parte de Bildu después de esa reflexión "crítica" es "precisamente un asunto que no tiene nada que ver ni con los problemas sociales ni con los problemas de la gente, la ley de Consultas".
"Lo sabían perfectamente desde Bildu, tanto es así que presentar esa ley de Consultas comenzaron hablando de la ACB y de los problemas de los trabajadores de la siderurgia, del feminismo, y de no sé cuántas cosas más", ha criticado, para afirmar que "es un difícil congeniar un discurso muy centrado en lo social, en lo económico, en los problemas de la gente, y después derivar hacia una mala copia de la ley catalana, que se presenta supuestamente para resolver, por ejemplo, los problemas de la ACB".
Pastor ha dicho que los problemas de la ACB "es verdad que existen, pero no se van a solucionar porque se apruebe o no una ley de Consultas", que es "una presentación en falso" porque quienes la han presentado "saben que no hay tiempo material en esta legislatura para que ese debate llegue a buen término".
"De aquí al verano se nos acaba la legislatura, y ni acortando todo los plazos establecidos en el Parlamento, ni aunque fuéramos muy rápido, sería posible de llegar", ha advertido, para considerar que "no deja de ser un brindis al sol para una parte de la parroquia y también para incomodar un poco al PNV, que reconoció que no le gustaba la propuesta pero no iban a imposibilitar el debate".
Para Pastor, la actuación de Bildu es "decir una cosa y hacer la contraria". "Poner el eje en los problemas de la gente, en el debate social, y después que la primera iniciativa sea ésta, en un debate estéril y falso, tratando de adornarlo y de camuflarlo con el feminismo, los problemas de la gente, o la acería es una buena muestra del poco convencimiento con el que se definen algunas cosas".