Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pastor (PSE) reconoce que le extrañaría ver a militantes socialistas en la marcha de este sábado en Bilbao

Subraya que no fueron "consultados" por los convocantes para participar en la misma, aunque tampoco lo esperaban
El parlamentario de PSE-EE, José Antonio Pastor, ha reconocido que le extrañaría ver "a militantes socialistas en la marcha" de este sábado en Bilbao, aunque "puede haber alguno, como militantes del PNV que no vayan".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el representante socialista ha subrayado además que no fueron "consultados" por los convocantes para participar en la manifestación, aunque tampoco lo esperaban.
Asimismo, ha indicado que el Gobierno de España está gestionando "la situación mal y con bastante torpeza" y ha lamentado que "da la impresión que el Gobierno es la mejor máquina de propaganda del mundo nacionalista".
"Crean un caldo de cultivo perfecto para alimentar el victimismo nacionalista y le da al PNV la excusa perfecta para sumarse a la manifestación. Hay un error de percepción política de lo que pasa en el país y un mensaje del PP al ala más dura y a los colectivos de víctimas", ha añadido.
LECCIONES DE DIGNIDAD
Tras advertir que le gustaría que la izquierda abertzale hubiera tenido "la misma contundencia en denunciar otras vulneraciones de derechos humanos que se han dado con responsabilidad suya", ha reconocido que le extrañaría "ver a militantes socialistas en la marcha". "No creo que podamos compartir el motivo de la manifestación. Puede haber alguno, como militantes del PNV que no vayan", ha matizado.
Por último, ha subrayado que al PSE "nadie le va a dar lección alguna de dignidad ni firmeza democrática" y ha insistido en que es evidente que el PNV ha encontrado "la excusa perfecta" para sumarse a la convocatoria, ya que tiene "cierto temor al crecimiento electoral del mundo de Batasuna".