Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pastor dice que la moción en Álava no se puede hacer desde la imposición de un partido

El portavoz del PSE-EE en el Parlamento Vasco, José Antonio Pastor, tras la entrevista con EFE en la que ha dicho que una moción de censura en Álava para desbancar al PNV "solamente se puede hacer desde el consenso, no desde la imposición por ningún partido", y ha advertido al PP de que quien ahora tiene el "liderazgo político" en ese territorio es su partido. EFEtelecinco.es
El portavoz del PSE-EE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, ha dicho al PP que una moción de censura en Álava para desbancar al PNV "solamente se puede hacer desde el consenso, no desde la imposición por ningún partido", y ha matizado que quien ahora tiene el "liderazgo político" en ese territorio es su partido.
En una entrevista con Efe, Pastor ha reconocido que el PP tiene "más prisas" en que se produzca el cambio en Álava, donde el PNV gobierna pese a ser la tercera fuerza en las elecciones forales de 2007, "porque respira por la herida de haber perdido" esa institución, pero ha cuestionado por qué tiene que ser el PP "el que lidere" ese cambio.
"Quien ahora mismo tiene el liderazgo político en Álava no es el PP, es el Partido Socialista -que ha ganado tanto en las elecciones europeas como en las anteriores autonómicas-, y el cambio se puede producir, pero ¿quién dice que tiene que ser el PP el que lidere?", ha preguntado.
El dirigente socialista ha subrayado que su partido no descarta que en "algún momento" se pueda presentar la moción "si existe un acuerdo político suficiente entre el PP y el PSE-EE y si se dan las circunstancias", y ha matizado que los populares "no tienen la posibilidad política de presentarla si no tienen el apoyo de los junteros socialistas".
Sobre las críticas de inacción hechas por el PNV al Gobierno vasco, Pastor ha dicho que el Ejecutivo de Patxi López ha abordado en un mes "todos y cada uno de los problemas" existentes en el País Vasco, y ha asegurado, en cambio, que el PNV "ha presentado cuatro o cinco iniciativas en el Parlamento Vasco y no más".
Ha dicho que los nacionalistas han "modulado" su discurso y ha confiado en que el PNV se "tranquilice" porque "no puede hacer una política de obstrucción legislativa porque no lo iba a entender su propio electorado y no tiene razones objetivas para hacerla".
Pastor ha explicado que gran parte de los desarrollos legislativos que pondrá en marcha el gobierno derivan de "las grandes leyes que se aprobaron en la anterior legislatura, pactadas básicamente entre el PNV y el PSE".
"Hay un gran cauce central de entendimiento en los grandes temas del país y estoy convencido de que podemos llegar a grandes acuerdos con el PNV y con otras fuerzas políticas", ha dicho.
Respecto a la crisis económica, el portavoz del PSE-EE ha explicado que el Gobierno vasco se ha encontrado con una disponibilidad económica "mala" porque el anterior Ejecutivo ha dejado un presupuesto con una "enorme parte ya comprometida" y la partida de "disponibles" ejecutada en "más del 75%, sorprendentemente ya en el mes de marzo, cuando lo habitual es que ese porcentaje se dé en noviembre".
"Tuvieron mucha prisa para gastar rápidamente y dejar con menos margen de maniobra al nuevo gobierno", ha acusado el dirigente socialista, que ha afirmado que el PSE se han encontrado con un déficit de "1.000 millones de euros nada más empezar", lo que ha obligado al Ejecutivo a "peinar" los presupuestos para destinar dinero a lo "prioritario", la reactivación económica y la protección social.
También ha reconocido que el pacto de gobierno con el PP en el País Vasco se "lo pone difícil" al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ha denunciado la actitud de los 'populares' en Madrid, a los que ha acusado de actuar "de forma bastante miserable políticamente".
"En lugar de reconocer el gesto de Zapatero de apostar por el cambio político en Euskadi con el PP, sabiendo que así pierde un aliado que le da estabilidad presupuestaria como es el PNV, lo que han querido hacer es aprovecharse de esa situación para, sorprendentemente, pactar con el mismo PNV mociones contra el Gobierno", ha denunciado.