Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patxi López convoca a la Mesa del Congreso para informarle de sus planes tras la designación de Sánchez

El presidente del Congreso, Patxi López, ha convocado este miércoles a la Mesa del Congreso para comunicarle oficialmente la decisión del Rey de designar al socialista Pedro Sánchez candidato a la investidura para la Presidencia del Gobierno e informar a su miembros de sus planes ante ese próximo debate.
El líder del PSOE ya avanzó este martes que necesitará un mes para negociar con los partidos en busca de apoyos para poder convertirse en jefe del Ejecutivo, un plazo que el propio López calificó de "razonable".
El Reglamento del Congreso no fija ningún límite temporal para la convocatoria del Pleno de investidura y se limita a señalar que esa sesión se programará "una vez recibida en el Congreso la propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno" y que su convocatoria corresponde al presidente de la Cámara.
El periodo más largo transcurrido entre la celebración de las elecciones y la sesión de investidura se registró en 1996. Aquel año los comicios tuvieron lugar el 3 de marzo, el Congreso se constituyó el día 27 de ese mes y el Pleno de investidura arrancó el 3 de mayo, es decir, mediaron dos meses entre la votación y la elección de José María Aznar como presidente del Gobierno con el apoyo de CiU, PNV y Coalición Canaria.
SE SUPERARÁ EL RÉCORD DE 1996
En esta ocasión todo indica que se va a superar ese récord, puesto que ya han pasado 45 días desde las elecciones del 20 de diciembre y Sánchez ha pedido un mes para poder cerrar acuerdos que le permitan llegar a La Moncloa, lo que situaría el Pleno de investidura en la primera semana de marzo.
En 1996 el Congreso no celebró ningún Pleno antes del de investidura, pero en esta ocasión sí podría hacerlo, habida cuenta de que la mayoría de grupos parlamentarios y el propio López quieren que la actividad comience cuanto antes.