Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Payá insistirá ante el Gobierno en el indulto a Carromero porque es "inocente" y el juicio fue una "farsa"

El hermano de Payá destaca que "no hay ningún riesgo" para la sociedad española y que Carromero "nunca debió ser juzgado ni condenado"
La familia del disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido el 22 de julio de 2012, se ha reafirmado en que el Gobierno debe indultar al vicesecretario general de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, Ángel Carromero, porque es "inocente" y el juicio al que fue sometido en Cuba fue una "farsa".
Así se ha expresado Carlos Payá, hermano del líder opositor, en declaraciones a Europa Press tras conocer la oposición de la Audiencia Nacional a la concesión del indulto para el militante del PP. "Nos duele por Ángel. Nunca debió ser juzgado ni condenado, recalcamos esa petición de que sea totalmente libre", ha añadido.
"No somos víctimas de Ángel, sino del régimen", ha destacado Payá, para mostrarse "sorprendido" por la disconformidad de la Sala de lo Penal, habida cuenta de que es la propia familia de una de las víctimas no ejerce la acusación, sino que solicita la medida de gracia.
En cualquier caso, ha recordado que su petición de indulto va dirigida al Ministerio de Justicia, para quien el criterio de la Audiencia Nacional no es vinculante. Tras un juicio, celebrado a puerta cerrada, Carromero fue condenado a cuatro años de prisión por homicidio imprudente así como a la suspensión de la licencia de conducción por el mismo plazo por la muerte de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero.
"El Gobierno de España a los pocos días nos propuso que acusáramos a Ángel, que, una vez acusado, recibiésemos una indemnización y retirar la acusación para, de esa manera, cerrar el caso y poder traer a Ángel. Pero nosotros nos negamos porque es kafkiano, es absurdo. ¿Cómo íbamos a acusar a alguien que sabíamos que era inocente?", ha afirmado.
"Sería totalmente indigno recibir una indemnización por este caso. No podíamos acusar porque sabíamos que era inocente y en ningún caso entrar en ningún tipo de trato, de pacto, de indemnización por mucho que la intención fuese traer a Ángel para que pudiera contar lo que pasó. No podíamos entrar en esa dinámica", ha dicho Payá, para calificar esta maniobra de "increíblemente extraña".
PETICIÓN DE INDULTO
En su petición de indulto, efectuada en nombre de Carromero, esgrime que los hechos recogidos en la sentencia condenatoria "no fueron reconstruidos, aclarados ni contrastados de manera objetiva por el tribunal ni por la defensa de Carromero". "Dicha falta de contradicción o de confrontación atenta contra uno de los principios más elementales de la defensa de un reo y que en España supone uno de los pilares del derecho procesal", añade.
Entre los motivos que alega en su escrito, Payá expone que la concesión no derivaría en "consecuencias negativas para nadie y solo beneficios para él, su familia, las familias de los fallecidos y la sociedad española y cubana que han seguido con gran interés el caso". Añade que tampoco habría "ningún tipo de riesgo" para la sociedad y recuerda que Carromero no ha sido investigado por otra causa penal.
"En mi condición de hermano reitero la firme creencia de que Carromero es inocente de los supuestos hechos por los que fue juzgado y condenado injustamente en la República de Cuba", concluye.