Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedraz archiva el caso del expresidente del PRI de México al no haber indicios de blanqueo ni nexos con Los Zeta

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha archivado la causa seguida contra el expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México Humberto Moreira, al no haber indicios de que cometiera delitos de malversación y blanqueo de capitales en España ni de que tenga "relaciones patrimoniales" con el cartel de 'Los Zetas'.
El magistrado ha dictado este martes un auto en el que acuerda el sobreseimiento provisional de las actuaciones abiertas contra Moreira al no resultar "debidamente justificada" la perpetración de ningún hecho delictivo y rechaza la petición de la Fiscalía
Anticorrupción de librar una comisión rogatoria a México para comprobar el origen de las transferencias que recibió en España.
La Fiscalía solicitó comprobar la actividad real de las empresas Unipolares y Espectaculares del Norte y de Negocios, Asesoría Jurídica y Publicidad, así como las transferencias de dinero que dichas sociedades hicieron a favor de Moreira. Pedía averiguar quienes habían sido sus proveedores y advertía que varios periodistas desplazados a los domicilios de esas compañías han informado de su existencia.
Sin embargo, Pedraz recuerda que los delitos atribuidos al exmandatario mexicano acontecieron entre 2012 y 2014, concretándose las transferencias de dinero en 2013, por lo que la actividad real de las empresas debe referirse a dicho momento y es "indiferente" la situación actual en la que se encuentren las sociedades.
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 recuerda que la mayoría de documentos aportados por la defensa de Moreira está testimoniada por notario y además no fueron impugnados por el Ministerio Fiscal en el momento en el que el investigado pidió su libertad.
ESPAÑA NO SERÍA COMPETENTE
Con todo, advierte de que las presuntas actividades ilícitas que la Fiscalía cita como origen de los traspasos de dinero recibidos por Moreira en España, se habrían realizado en México y Estados Unidos al no poseer ninguna supuesta empresa "pantalla" en España, y por lo tanto la Audiencia Nacional no sería competente para investigarlo.
Pedraz, que recuerda que México archivó las investigaciones sobre un presunto fraude de Moreira en su etapa como gobernador del Estado de Coahuila, añade que no hay "base alguna" para apreciar indiciariamente la integración de Moreira en ninguna organización criminal. Anticorrupción le acusó de actuar en España formando parte de "un engranaje dominado por los dirigentes de 'Los Zetas'".
"No se ha confirmado en esta investigación, tras el desplazamiento realizado por el propio magistrado y el fiscal a San Antonio, Texas (Estados Unidos) que Moreira tenga relaciones patrimoniales con el cartel, tanto en relación a obtener dinero como a blanquear beneficios de origen delictivo", añade.
En relación con la transferencia por valor de 199.079,48 euros que recibió durante su estancia en España, el juez señala que se trata de dinero que el expolítico mexicano tiene en su país y recibió por los "cauces ordinarios", "sin que pueda calificarse de desproporcionado" para mantener a su familia y pagar el master que vino a hacer en España y los gastos de vehículo o vivienda.
"No hay autoblanqueo", remacha.
Moreira recogió la pasada semana su pasaporte, después de que Pedraz ordenara su excarcelación en contra de lo decidido por su compañero José de la Mata, que ordenó su ingreso en prisión cuando realizaba funciones de guardia.
Moreira fue detenido el 15 de enero en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, que había seguido su rastro por ciudades como Tenerife o Salamanca, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.
Fue gobernador del estado mexicano de Coahuila entre 2005 y 2011 y dimitió en diciembre de ese último año como líder del principal partido de la oposición en el país centroamericano tras verse salpicado por un escándalo de corrupción mientras fue gobernador de Coahuila. Las autoridades mexicanas acabaron archivando las investigaciones sobre estos hechos.