Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedraz envía de nuevo a prisión al pirata somalí del Alakrana

Imagen de archivo de somalí "Abdu Willy" a su llegada a la Fiscalía de Menores. Foto: EFE.telecinco.es
Veintitrés días después de que el joven ingresara por primera vez en la cárcel de Alcalá-Meco tras su detención en aguas del Indico el 4 de octubre y después de un periplo por distintos órganos judiciales y centros de menores a la espera de poder determinar su edad, Pedraz ha ordenado que vuelva a ingresar en el módulo de jóvenes de la prisión madrileña.
Así lo ha decidido el magistrado a instancias del fiscal Jesús Alonso, tras celebrar una vistilla de las previstas en la que ha solicitado la adopción de esta medida al considerarle autor de un delito de asociación ilícita, 36 de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas.
La comparecencia de "Abdu Willy" estaba prevista a media mañana aunque se ha retrasado una hora y media ya que han tenido problemas para encontrar un traductor de somalí que pudiera asistir al supuesto pirata en la vistilla.
Mayor de edad, según las pruebas
El pasado lunes el pleno de la Sala de lo Penal declaró la competencia de Pedraz para investigar la participación del supuesto pirata, después de haber recibido los resultados de una última prueba radiológica practicada al joven que establecía que su edad mínima oscila entre los 19,7 y 21,2 años.
"Abdu Willy", acusado de un delito de asociación ilícita, de 36 de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas, ingresó en prisión el 13 de octubre por orden del juez Baltasar Garzón -que sustituía a Pedraz- después de realizarle una radiografía de muñeca que determinaba que tenía alrededor de 19 años, si bien supeditó su decisión a nuevos exámenes médicos.
Con los nuevos resultados, Pedraz estimó que no se podía asegurar plenamente su mayoría de edad y lo dejó en libertad, por lo que la Fiscalía solicitó más pruebas que establecieron la mayoría de edad del joven.
Sin embargo, Pedraz insistió en que el margen de error seguía existiendo y rechazó asumir el caso de nuevo. Las últimas pruebas han demostrado que el pira aes mayor de edad, por lo que Pedraz ha vuelto a instruir el caso. EPF