Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedraza (AVT) afirma que la justicia se ha vuelto a burlar de las víctimas con la concentración a favor de Bolinaga

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha señalado que la justicia se ha vuelto a "burlar" de las víctimas ante la concentración celebrada este sábado en Bilbao a favor del carcelero de Ortega Lara, Josu Uribetxebarria Bolinaga.
Así, Pedraza ha indicado a Europa Press que el juez Pedraz "se ha reído" de las víctimas al pedir un informe cinco minutos antes de la hora prevista que comenzara el acto a favor del preso etarra.
"¿Cómo se puede pedir el mismo auto si no lo piden la misma gente ni es en el mismo sitio?", ha cuestionado la presidenta de la AVT, quien ha afirmado que la manifestación de ayer se prohibió porque Pedraz "sabía que iban a conceder el tercer grado" al secuestrador de Ortega Lara.
A primera hora de este sábado, la Asociación de Víctimas del Terrorismo solicitó un escrito al Juzgado Central Nº1 de la Audiencia Nacional para que prohibiera la concentración alegando la prohibición judicial acordada por auto este viernes, de manera que puede ser calificada como "fraudulenta y dirigida a socavar la autoridad del poder judicial".
Asimismo, la presidenta de AVT ha señalado que el tercer grado concedido al secuestrador de Ortega Lara, Josu Uribetxebarria Bolinaga, es la "firma" que necesita ETA para "pedir la libertad condicional" de los presos.
ILEGALIZACIÓN DE BILDU Y AMAIUR
Por ello, Pedraza ha pedido al Gobierno que aplique la ley e ilegalice los partidos políticos Bildu y Amaiur. "¿Qué más quiere el Gobierno, que Bildu y Amaiur cojan el arma para demostrar que son ETA?", ha cuestionado.
Por último, Pedraza ha afirmado que es una "vergüenza" que en un Estado de Derecho sean las víctimas quienes tengan que "trabajar" para pedir la prohibición de un acto de apoyo a la banda terrorista. "En España lleva la batuta ETA, la llevan los asesinos", ha concluido.