Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'popular' Pedro Agramunt, elegido presidente de la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa

El político español Pedro Agramunt (PP) ha sido elegido este lunes presidente de la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, la organización con sede en Estrasburgo de la que depende el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Agramunt se convierte así en el cuarto español que ocupa esta función. Sustituye a la luxemburguesa Anne Brasseur y su mandato durará un año, prorrogable solo 12 meses más.
En su discurso de investidura, Agramunt se ha mostrado convencido de que en Europa los ciudadanos "deben resolver sus problemas juntos" y ha señalado los cuatro grandes desafíos a los que se enfrenta el continente, en su opinión.
El primero de estos retos es el "terrorismo internacional", ha dicho. Para vencerlo, es necesaria la cooperación entre los países miembros además de "reconocer a las comunidades musulmanas como uno de los más fuertes aliados" en lugar de condenarlas a la sospecha y el odio. "No hay que olvidar que la mayoría de víctimas del terrorismo en todo el mundo son musulmanas", ha recordado.
Agramunt se ha referido en segundo lugar a la crisis de refugiados, "que ha suscitado numerosos debates sobre la identidad y los valores europeos". En su opinión, las dificultades que se plantean para integrar a estas nuevas comunidades en las sociedades europeas han provocado una "radicalización política" de la que se nutren los partidos nacionalistas.
El tercer gran desafío, ha continuado el político 'popular', se refiere a los conflictos congelados. "La situación en Ucrania sigue siendo muy delicada. El conflicto ha dejado ya más de 9.000 víctimas, los separatistas apoyados por Rusia controlan todavía una parte del país y la paz parece un sueño lejano", ha añadido.
"Amenazas a la seguridad y conflictos congelados existen aún en las regiones de Transnistria (Moldavia), en en Abjazia y Osetia del Sur (Georgia) y en Nagorno Karabaj (Azerbaiyán)", ha enumerado.
"Todas estas cuestiones amenazan con destruir décadas de progreso hacia una unión más grande, fronteras más abiertas y una integración más estrecha. Debemos actuar hoy porque Europa está perdida si permanece dividida", ha concluido Agramunt.
ESPAÑA CELEBRA LA ELECCIÓN
El Gobierno español ha mostrado su "satisfacción por la elección de Agramunt al frente de la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, que reúne a 324 diputados y senadores de los 47 Estados miembros de la organización.
El candidato español ha contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios de la Asamblea (populares, socialistas, liberales, Izquierda Unitaria y conservadores).
España está plenamente comprometida con los valores y principios del Consejo de Europa, en la defensa de los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho, así como en la lucha contra la discriminación, la xenofobia, el crimen organizado y el terrorismo", subraya en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.