Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Castro tiene "la sensación" de haber sido espiado durante dos años

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Getafe, Pedro Castro, en una imagen del pasado mes de diciembre. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de la FEMP y alcalde de la localidad madrileña de Getafe, Pedro Castro, ha afirmado hoy que tiene "la sensación de haber sido perseguido" y espiado durante los dos últimos años y ha pedido a la Comunidad de Madrid que "se restablezca el Estado de Derecho".
Castro ha leído una carta pública en el salón de plenos del Ayuntamiento de Getafe en la que ha criticado la posibilidad de que él y su familia hayan sido espiados, y tras la que ha contestado a preguntas de los periodistas sobre este asunto.
La revista Interviú ha publicado en su último número que Castro ha sido vigilado dentro de la supuesta trama de espionaje en la que han sido vigilados varios dirigentes del PP.
El dirigente de la FEMP ha anunciado que ha puesto todas las informaciones en manos de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Getafe para emprender las acciones legales pertinentes.
Durante su comparecencia ha explicado que no tiene certeza de haber sido espiado y no echa "la culpa a nadie", pero ha incidido en que ha tenido "la percepción y sensación de que alguien te está observando" y ha desarrollado ese "sexto sentido" que "te hace volver la cabeza".
Ha relatado que esta sensación la tiene desde el año 2007, y ha afirmado que "nadie tiene derecho" a seguirle en un Estado de derecho "salvo que un juez lo ordene".
Ha apelado a que se cumpla el Estado de Derecho en la Comunidad de Madrid y que "nadie se sienta perseguido".
Castro ha mostrado su "indignación, dolor y rabia" por estos hechos y ha exigido a la Comunidad de Madrid que "llegue hasta las últimas consecuencias" a través de la Comisión creada en la Asamblea de Madrid para esclarecer los supuestos espionajes, a la que ha dicho que estaría dispuesto a acudir si le llaman.
En la carta pública que ha leído ante los medios de comunicación, Castro pide a los responsables de los supuestos seguimientos que mantengan a su familia "lejos de todo esto, y les dejen vivir en paz".
El alcalde dice que su "rabia" crece cada minuto al pensar que su mujer, sus hijos e incluso su nieta "han estado expuestos a una trama de espionajes, seguimientos e investigaciones".
Concluye que "a pesar del continuo acoso" nadie podrá impedir que siga luchando "por conseguir los sueños" que le han encomendado los ciudadanos, y asegura que "no existen suficientes espías para acabar con los sueños de una ciudad"
El gobierno municipal de Getafe, integrado por PSOE e IU, ha mostrado su solidaridad con el alcalde y ha condenado estas actitudes de espionaje, calificándolas como "un atentado gravísimo a la democracia".