Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez recuerda a Anguita e Iglesias que los cambios positivos desde 1977 se deben al PSOE

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado este martes en Córdoba al que fuera alcalde comunista de la ciudad e histórico dirigente de IU, Julio Anguita, y al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que, aunque ahora pretendan ser los protagonistas de una transición como en 1977, lo cierto es que "estamos en 2016" y que los grandes y positivos cambios que ha experimentado España desde el inicio de la democracia los han propiciado los socialistas.
En este sentido y durante su intervención en un acto sectorial del PSOE con mayores sobre pensiones y empleo estable, Sánchez ha dicho haber visto "un vídeo en el que aparecía Anguita con Iglesias y decían que esto es el 77", cuando lo cierto, según les ha aclarado, es que estamos "en 2016, y desde el 77 han cambiado muchas cosas en este país", tales como que "las mujeres se pueden divorciar, pueden abortar, las parejas del mismo sexo se pueden casar, España está en la Unión Europea, tenemos una democracia consolidada y hay pensiones no contributivas".
Es decir, según ha subrayado, "la España de 2016 nada tiene que ver con la del 77, y ello gracias a los millones de españoles que votaron sí al cambio y apostaron por el PSOE durante estos casi 40 años de democracia", algo que está "convencido" que volverán a hacer los ciudadanos el próximo 26 de junio en las elecciones generales.
A este respecto, Sánchez, a quien ha precedido en el acto el secretario de Organización del PSOE de Córdoba, Antonio Ruiz, ha asegurado que lo ocurrido tras el 20D ha demostrado que "el cambio no tiene intermediarios", de forma que "quien quiera apostar por el cambio tiene que dirigirse al PSOE, porque al final, los intermediarios lo que hacen es subir mucho el precio de las cosas", y el precio de que él no aceptase "los chantajes de Iglesias no puede ser que siga Rajoy de presidente del Gobierno".
Sánchez, quien previamente al acto ha dado un paseo por diversas calles de Córdoba acompañado por Antonio Ruiz, la alcaldesa de la ciudad, la socialista Isabel Ambrosio, y cargos y candidatos del PSOE, ha dicho no compartir la visión del PP de que el 26J es "una repetición de las elecciones", como tampoco está de acuerdo con "Iglesias, que dice que son una segunda vuelta", ya que "son unas nuevas elecciones", pues aunque se presenten "los mismos candidatos", lo cierto es que son "bien distintos", pues los ciudadanos ya saben "quienes trabajan por el cambio y quienes lo bloquearon".
Por eso, según ha insistido, el 26 de junio constituye "una nueva oportunidad para que ese cambio se haga realidad" y, según ha reiterado, "el cambio no tiene intermediarios y, quien quiera cambiar las cosas, tiene que decir sí al PSOE".
En relación con ello, el líder del PSOE ha recordado que "en marzo hubo alguna gente que se decía de izquierdas" y que, sin embargo "votaron en contra de un candidato socialista (Pedro Sánchez)" para presidente del Gobierno, es decir, "bloquearon el cambio", y, por eso, ha instado a "apoyar bien al único partido que puede garantizarlo", que es el PSOE, anunciando, además, que él no vetará "a ninguna fuerza política del cambio", ya que será "generoso", si bien ha advertido que "si el PSOE no es primera fuerza, no habrá cambio y Rajoy seguirá siendo presidente del Gobierno".
Todo ello hay que tenerlo en cuenta en un nuevo escenario electoral en el que "hay gente que habla de sillas y otros que agitan banderas para no hablar, por ejemplo, del multazo que nos va a meter la Comisión Europea por los incumplimientos del déficit público" bajo el Gobierno del PP, que "es un partido que está todo en B", empezando por "el programa electoral que incumplen o la contabilidad" del propio partido, pues "el juez acaba de embargar al PP, imputado por una supuesta trama de financiación irregular", y todo ello ha llevado a Sánchez a pedir "que no le salga gratis esto a Rajoy el próximo 26 de junio, que digamos sí al cambio".