Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez continúa con García-Page su ronda con los 'barones'

García-Page y Pedro SánchezEFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, continúa con el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, la ronda de conversaciones que ha iniciado con los dirigentes territoriales de su partido para analizar la situación política, antes del Comité Federal del próximo sábado, han confirmado fuentes socialistas.

Sánchez inició estos encuentros bilaterales este lunes con los secretarios generales del PSOE en Murcia, Rafael González Tovar, y en Castilla y León, Luis Tudanca, quien le trasladó su apoyo "incondicional". Tanto González Tovar como Tudanca son afines a la dirección del partido.
Este martes pasaron por Ferraz el presidente de Aragón, Javier Lambán, y las líderes del partido en la Comunidad de Madrid, Sara Hernández, y Navarra, María Chivite. El presidente de Aragón estuvo alrededor de una hora reunido con Sánchez y abandonó la sede en coche sobre las 19.10 horas, evitando hacer declaraciones a los medios.
Minutos después explicó en un 'tuit' que pretendía que su conversación con el líder de los socialistas fuera "discreta". "Ni me he exhibido ni me he tapado", escribió, después de que se publicaran en esta red social algunas imágenes del momento de su salida, tratando de ocultar su rostro con la mano.
Por el momento, no se ha dado a conocer la agenda completa de estos encuentros. Fuentes socialistas han confirmado que el jueves acudirá a Ferraz el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig.
Mientras tanto, el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha apuntado este martes que "probablemente no pueda" acudir hasta el viernes. Se desconoce cuándo tendrá lugar el encuentro con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.
Lo que se ha descartado por el momento es un encuentro conjunto, como el que se produjo el día antes del Comité Federal del pasado 28 de diciembre, en el que ya hizo patente la diferencia de criterio entre la dirección y la mayoría de los presidentes autonómicos, en ese caso a cuenta de la fecha del congreso, un asunto que ahora ha quedado relegado a segundo plano.
LAS REACCIONES A LA OFERTA DE PODEMOS
El líder de los socialistas decidió poner en marcha esta ronda después de un fin de semana centrado en las reacciones a la oferta de Podemos, que ha propuesto un gobierno de coalición al PSOE, con su líder, Pablo Iglesias, como vicepresidente. Tras una primera respuesta más comedida, el sábado el PSOE hizo público un comunicado calificando de "chantaje" la propuesta del partido morado, una oferta que ha irritado a algunos dirigentes del PSOE.
Sánchez quiere hablar uno a uno con todos los 'barones' ante del Comité Federal del sábado, en el que este tema protagonizará previsiblemente la jornada, aunque en el orden del día sólo está la aprobación de la fecha del 39 Congreso.
Ahora, las diferencias entre Ferraz y algunos territorios se centran en las posibilidades de un pacto con Podemos. El secretario de Organización del partido, César Luena, aseguró este lunes que Sánchez no será presidente "a cualquier precio" y dejó abierta la puerta a celebrar un nuevo Comité Federal si se llega a algún acuerdo. Después, fuentes de la dirección aseguraron que sí se convocará este órgano en el caso de que haya pacto de investidura o de gobierno.
Mientras tanto, en los últimos días se suceden las advertencias hacia Podemos. El mismo viernes, uno de los primeros en elevar el tono fue el ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, que exigió "respeto" al partido morado y le acusó de estar "insultando gravemente" a su partido.
Un día después, el presidente de la Junta de Extremadura acusó al partido morado de "intentar humillar al PSOE, a sus militantes y a sus votantes" y le avisó de que, aunque "puede ser una estrategia, acabará siendo su gran error".
Por su parte, la federación andaluza no cargó las tintas el fin de semana, pero el lunes el secretario de Organización, Juan Cornejo, avisó de que es preferible estar "antes en la oposición que cambiar" su "signo de identidad". Además, se mostró convencido de que, en el PSOE, "nadie va a tomar decisiones de forma personal y aislada, sino que lo hará contando con los órganos y referentes del partido".
LA FECHA DEL CONGRESO
En las conversaciones del secretario general con los territorios también se abordará la fecha del 39 Congreso del partido, al que Sánchez ya ha dicho que se presentará, y que será aprobada por el Comité Federal del próximo sábado.
Luena confirmó ayer que tendrá lugar en primavera, entre marzo y junio, aunque apuntó que podría modificarse si hay nuevas elecciones. De esta manera, se confirmará el "aplazamiento mínimo" por el que apostó la dirección del PSOE un día después de las elecciones generales.