Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez subraya que el PSOE se mantiene como la "fuerza política más importante" del "cambio"

El candidato de los socialistas a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado este domingo satisfecho por haber vencido a los malos augurios y haber mantenido al PSOE como "partido hegemónico de la izquierda", a pesar de las "dificultades extraordinarias", y ha destacado que el resultado de este 26J le sitúa como "la fuerza política más importante" del "cambio".
Así lo ha señalado el líder de los socialistas en una breve comparecencia en Ferraz, acompañado por su dirección y los miembros de su 'equipo de gobierno' y ante unos 300 militantes que le han recibido con gritos de "presidente" y "PSOE, PSOE".
Sánchez, que ha cruzado la Sala Ramón Rubial de Ferraz con una sonrisa, ha mudado su gesto al reconocer que no puede estar "satisfecho" con estos resultados porque quería ganar las elecciones, pero ha destacado que "con todo", el PSOE es "la primera fuerza política de la izquierda".
Así, ha explicado que ha llamado al líder del PP, Mariano Rajoy, para felicitarle por su victoria, una enhorabuena que ha hecho extensiva a sus votantes, y ha lanzado desde el atril un mensaje al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
ATAQUE A IGLESIAS
Sánchez le ha llamado a reflexionar sobre los resultados de estos comicios, porque "tuvo en su mano poner fin al Gobierno de Rajoy, que tanto daño ha hecho a la clase media y trabajadora con sus recortes y sus políticas", pero con "su intransigencia y su interés personal", que puso "por encima del de la izquierda", lo que ha "provocado" es "la mejora de los resultados electorales de la derecha".
Con todo, Sánchez ha querido destacar que "a pesar de las dificultades extraordinarias" que ha tenido que "superar" el PSOE, y de las predicciones que "insistentemente anunciaban un fuerte retroceso" y su pérdida de "relevancia para la vida colectiva del país", el PSOE "ha vuelto a reafirmar su condición de partido hegemónico de la izquierda".
"Lo hizo en diciembre y lo ha hecho ahora frente a una coalición de más de 20 partidos coaligados con el único propósito principal de ganar al PSOE", ha remachado, para después subrayar que su partido sigue siendo "el partido de referencia de la izquierda para millones de progresistas españoles".
El PSOE, ha dicho, es el partido "del progreso y de las reformas, que tiene un proyecto de país y lo tiene para el conjunto de España", sin ningún tipo de "matices" ni "necesidad de aclaración". "Un único partido con uno proyecto para España", ha remachado.
Y, dicho esto, ha asegurado a los votantes socialistas que "pondrá estos resultados al servicio de sus derechos, de sus libertades y del interés general de todos los españoles". Así, y sin desvelar cuál será su hoja de ruta a partir de ahora, ha recalcado que, con este resultado, el PSOE, ha visto "reconocida su condición de fuerza política más importante" del "cambio".
"En diciembre y en junio, los ciudadanos han reclamado un cambio político y han logrado llevarlo a los resultados de esta noche también, un cambio en el que el PSOE ha visto reconocida su condición de fuerza política más importante", ha dicho.
Y, según ha dicho, su compromiso con los ciudadanos "seguirá siendo el mismo, erradicar la pobreza, combatir la desigualdad, hacer efectiva la igualdad entre hombres y mujeres, modernizar la economía, reivindicar un trabajo digno para todos, acabar con el paro, regenerar la vida democrática y acabar con la corrupción en el país, recuperar una Europa social, democrática y acogedora, y también reformar la Constitución española".
ALIVIO EN FERRAZ
Con estos resultados, y pese a que ha perdido cinco escaños, el líder del PSOE se garantiza un horizonte más pacífico que el que dibujaban los sondeos. Pese a que las dos últimas dos semanas han sido las más tranquilas que ha vivido desde que llegó a la Secretaría General, sabía que la paz podía estallar por los aires esta noche si se confirmaba el 'sorpasso' que ha pendido sobre su cabeza desde hace semanas.
Pese a la pérdida de diputados, y a falta de escrutar el 100% de los votos, ha subido un 0,7% su porcentaje de votos y, sobre todo, ha mantenido a una distancia de 14 escaños con la coalición de Podemos e Izquierda Unida.
Fuentes próximas a Sánchez reconocían esta noche que el líder del partido, que se ha reconocido un "sufridor de las encuestas", ha sufrido este domingo con las israelitas que le situaban como tercera fuerza política y cuando el recuento avanzaba y despejaba este escenario, su estado de ánimo ha cambiado por completo.
Así, este resultado le afianza en su cargo porque aleja el 'sorpasso', pero también porque ninguna federación ha obtenido un resultado con el que pedirle explicaciones por esa caída. Los socialistas no han ganado en ninguna comunidad autónoma.
Y en Andalucía, donde estaban puestas muchas miradas este domingo, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha tenido que lamentar su primera derrota en las urnas después de cuatro victorias consecutivas.
El pasado 20 de diciembre, el PSOE de Andalucía se impuso como primera fuerza en votos y en escaños, sacando uno al PP. Este domingo, a falta de cerrar el recuento, ha perdido dos diputados y ha bajado a la segunda posición, por detrás del PP, que ha crecido casi 4,5 puntos.
Muchos daban por hecho que, si se confirmaba ese tercer puesto en escaños y en votos, Sánchez no podría aguantar en su puesto. Y si había 'sorpasso' en votos, al menos tendría presiones.
Con todo, habrá que ver si el secretario general tendrá rivales en el próximo congreso, que tenía que haberse celebrado en febrero y cuyo aplazamiento, por la incertidumbre después de las elecciones del 20 de diciembre, fue motivo de fuertes tensiones internas.