Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez pide a Podemos y Ciudadanos que "dejen atrás los vetos" y reclama que no se ponga fecha a la negociación

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reclamado este miércoles a Podemos y Ciudadanos dejar "atrás los vetos" y poner sobre la mesa las cosas que unen a ambas formaciones "para dar estabilidad" a España y ha criticado que se ponga fecha límite a las negociaciones para la investidura después de que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, haya "bloqueado" la formación de gobierno durante más de 40 días.
Durante una entrevista en Informativos Telecinco recogida por Europa Press, el candidato socialista ha hablado de las negociaciones que ha emprendido este miércoles para intentar formar gobierno confiado en poder alcanzar acuerdos tanto con Podemos como con Ciudadanos. Sánchez se reunirá este jueves con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y el viernes lo hará con Pablo Iglesias, de Podemos.
"La política no son los vetos y no se pueden vetar siglas ni ideas", ha dicho Sánchez en referencia a ambos partidos. "A Podemos, Ciudadanos y el PSOE nos une el cambio, por eso les he pedido a los dos partidos que dejen atrás los vetos, que no creemos un nuevo frente y que hablemos de las cosas que nos unen", ha añadido Sánchez.
Según el secretario general del PSOE, existen "puntos en común" entre las tres formaciones en políticas de regeneración democrática, en políticas sociales y económicas, y aunque ha admitido que "todos" tendrán que "renunciar a algunas cosas", ha reclamado a Rivera e Iglesias que pongan "encima de la mesa" las cosas que les unen "para dar estabilidad a este país, que falta hace", ha rubricado.
Ha reiterado también que no negociará con los partidos soberanistas al margen de la ley y la Constitución y ha puesto en valor la historia socialista en la defensa de la unidad de España. "Siempre que ha gobernado el PSOE se ha garantizado la unidad de España. No ha ocurrido lo mismo con el PP", ha dicho Sánchez, quien ha reiterado que los socialistas son "garantes de la unidad de España en su diversidad reconocida".
"EXTRAÑA" PRISA DEL PP CON LA INVESTIDURA
Sobre su plazo para intentar lograr un acuerdo de gobierno, Sánchez ha dicho compartir que es necesario formar un ejecutivo cuanto antes para resolver los problemas de España, aunque ha cuestionado que se le ponga fecha límite al periodo de negociación para la investidura.
"Hombre, si no se le ha puesto fecha a quien ha bloqueado esta situación durante más de 40 días como ha sido el señor Rajoy, me llama la atención que el PP le ponga fecha a quien ha desbloqueado la situación, que es el PSOE", ha expresado Sánchez.
A pesar de las críticas al presidente en funciones, al que ha acusado de "irresponsabilidad que pasará a la historia" por no intentar formar gobierno, Sánchez ha manifestado su deseo de entrevistarse en los próximos días con Mariano Rajoy, con el que asegura mantener "una muy buena relación personal". "Pero creo que no tendremos la ocasión de coincidir en las cosas que necesita este país", ha pronosticado Sánchez.
MINISTROS CON CERTIFICADO FISCAL
El candidato socialista a la presidencia del Gobierno también ha criticado al PP por su relación con diversos casos de corrupción y ha lanzado la promesa de que, si logra definitivamente ser presidente, exigirá a los miembros de su ejecutivo que rindan cuentas sobre su patrimonio personal a la ciudadanía.
"Si yo tengo el honor de ser presidente del gobierno, todos mis ministros y ministras tendrán que conseguir un certificado fiscal expedido por la Agencia Tributaria donde diga claramente cuál es su situación patrimonial y si está al corriente del pago de impuestos para que cada año se examine el incremento patrimonial que puedan tener, y así sabremos si los políticos están al servicio de la gente y no al servicio de sus intereses privados", ha explicado Sánchez.