Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez exige a Rajoy acabar con la "campaña del miedo" de sus ministros y no le saca la corrupción

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, ha exigido este viernes al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acabar con la "campaña del miedo" iniciada por sus ministros ante un eventual Ejecutivo del PSOE y Podemos durante la reunión que han mantenido en el Congreso, en la que no han hablado de los casos de corrupción que afectan al PP ni de Cataluña.
En la rueda de prensa posterior a su encuentro, Sánchez ha informado de que ha trasladado a Rajoy la necesidad de que algunos de sus ministros pongan fin a la "campaña del miedo", en referencia a las declaraciones realizadas por los titulares en funciones de Interior y de Exteriores, Jorge Fernández Díaz y José Manuel García-Margallo, respectivamente, advirtiendo de las consecuencias de ese gobierno de coalición.
En concreto, Fernández Díaz avisó de que ETA está deseando como "agua de mayo" esa alianza de los socialistas y la formación morada mientras que Margallo hizo hincapié en los riesgos de que España pudiera salir de la coalición internacional contra el yihadismo.
"Es importante que no se traslade que la salida del PP del Gobierno va a traer el origen de muchos problemas cuando la realidad es que muchos de esos problemas se resolverán con la salida del PP del Gobierno", ha dicho.
Durante su reunión, que ha superado escasamente la media hora, Sánchez ha confirmado que ha hablado con Rajoy del Consejo Europeo de los próximos 18 y 19 de febrero, de la situación presupuestaria y de una eventual reforma de la Constitución.
Por tanto, el líder socialista no ha aprovechado la cita para echar en cara a Rajoy los casos de corrupción que afectan al PP porque, según ha alegado después en su comparecencia ante la prensa, ésa es una cuestión que tendrán que ese partido tendrá que "resolver" y en la que no ha querido "ahondar".
ESPAÑA NECESITA UN PP "RENOVADO"
Ahora bien, el líder socialista ha subrayado la importancia de que el país tenga "un PP fuerte y renovado" para apuntar que la regeneración democrática pasa "por la renovación del PP y su liderazgo". "Y no hay mejor manera que el PP pase a la oposición", ha remachado.
A la pregunta de si considera que Rajoy está "inhabilitado" para seguir optando a presidir el Gobierno e, incluso, liderando su partido, Sánchez ha evitado responder directamente y se ha limitado a apuntar que imagina que el presidente en funciones "estará preocpuado por la situación de corrupción" que afecta a su partido.
En el encuentro ambos líderes tampoco han conversado específicamente sobre el proceso soberanista iniciado en Cataluña pero sí le ha pedido al presidente que en los asuntos de Estado, entre los que ha citado la defensa de la integridad territorial, "sería bueno" que los principales partidos se "entendieran".
"Aún teniendo muy claro que los culpables de esta situación tienen mucho que ver con el soberanismo que existe en Cataluña, también consideramos que hay un responsable, y es la inacción del Gobierno y de Rajoy", ha concluido.