Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez se mete hasta la cocina para pedir el voto y animar a los socialistas

"El que no vota es como si estuviera muerto", defiende Ramón, un jubilado que asegura que siempre ha votado al PSOE
El candidato del PSOE a las próximas elecciones generales, Pedro Sánchez, se ha metido este viernes literalmente hasta la cocina de los españoles para pedir el voto y animar a los socialistas para que no falten a su cita el próximo 26 de junio, convencido de que puede ganar las próximas elecciones.
Sánchez ha querido comenzar la campaña en territorio socialista, en la localidad madrileña de Móstoles, y con un acto diferente a los tradicionales mitin: pidiendo el voto 'puerta a puerta' a los ciudadanos. El líder del PSOE ha tocado el telefonillo de un edificio del centro de la ciudad y ha recorrido el edificio, charlando con varias familias que le han querido recibir en su salón.
En total ha entrado en cuatro casas, a las que se han sumado vecinos que abrían las puertas sorprendidos por el revuelo, ya que al candidato le acompañaban un grupo de periodistas. Algunas casas, a las que iba tocando minutos antes un miembro de su equipo para pedir autorización, ya que la visita ha sido grabada, han rehusado participar.
"VEO A RAJOY EN TELEVISIÓN Y ME PONGO MALITA"
La primera familia ha dicho que sí y allí ha entrado Sánchez con el alcalde de Móstoles, David Lucas, para charlar con Mercedes y Ramón, un matrimonio de jubilados, que se han reconocido votantes del PSOE y han recibido con "mucha ilusión" al candidato. "Veo a Rajoy en televisión y me pongo malita", ha apuntado la señora.
Después de ofrecerles un refresco o agua, que Sánchez ha ido a buscar a la cocina junto a Mercedes, en su charla han coincidido en la importancia de la movilización. "El que no vota es como si estuviera muerto", ha asegurado Ramón, explicando que éste es el mensaje que le da a sus hijos y sus nietos.
En su paseo por el número 27 de la calle Simón Hernández, Sánchez no se ha topado con ningún vecino que parezca que no vaya a coger la papeleta del PSOE. De hecho, en la última casa, se ha encontrado con Angel, un extremeño jubilado muy convencido, pero también preocupado. "Yo estoy muy animado, pero es que las encuestas... Hay que darle la vuelta a eso, hay que pelear", le ha dicho.
Ángel ha subrayado que el PP tiene "siete millones de votantes que están con ellos caiga lo que caiga", aunque les "quiten la cartera", y ha apuntado que hay que ir a por los que se van a abstener. "Si de ese 30%, un 20% votara al PSOE...", ha apuntado
Sánchez les ha dado a todos las gracias por el apoyo y, a su salida, ha recalcado que él está muy animado "siempre". "Nos va a ir mucho mejor", ha apuntado, en evidente referencia a los sondeos que ayer le situaban tercero.
De esta manera, el candidato del PSOE se lanza a dos semanas en las que recorrerá España y en las que quiere pisar mucha calle para hablar con los ciudadanos. "Lo importante es hacer una campaña de cercanía", ha asegurado.