Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez no comenta el sondeo porque "está caduco" y han pasado "muchísimas cosas" desde que se hizo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha evitado este jueves comentar los datos que refleja la última encuesta del CIS porque considera que el sondeo "está caduco" y "han pasado muchísimas cosas" desde que se recogieron las preferencias de los ciudadanos, durante el mes de enero.
Así ha reaccionado el líder socialista al último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, que refleja que el PP ganaría las elecciones con un respaldo del 28,8% de los votos, mientras que el PSOE caería 1,5 puntos y se quedaría con un apoyo del 20,5%, lo que haría que Podemos y sus confluencias quedaran por delante de los socialistas con un respaldo del 21,9%.
Pedro Sánchez ha insistido en que el sondeo se efectuó durante los primeros días de enero y desde entonces han pasado "muchísimas cosas". En concreto, el barómetro se realizó antes de la constitución de las Cortes, de que el Rey iniciara su primera ronda de audiencias para buscar un candidato a la investidura, y de que Podemos lanzara su oferta de gobierno de coalición al PSOE.
En este contexto, el secretario general de los socialistas ha calificado de "casual" que precisamente este jueves el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acudido al Congreso para comparecer ante el Grupo Popular, donde ha opinado sobre los resultados del CIS.
"Yo, que soy bien pensando, quiero pensar que Rajoy no conocía esos datos antes de comparecer en el Congreso, ha apuntado en rueda de prensa después de reunirse con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, dentro de la ronda de contactos abierta para buscar apoyos para ser investido como presidente del Gobierno.