Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez defiende la presunción de inocencia de Chaves y Griñán, con quienes no ha hablado

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha recalcado este miércoles que el Código Ético de su partido es "muy exigente", poco después de que los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán hayan pedido su baja como militantes al ser procesados en el caso de los ERE. Dicho esto, ha dicho que hay que "respetar el principio de presunción de inocencia" de quienes fueran también presidentes del PSOE, con quienes no ha "hablado" en las últimas horas.
En declaraciones a los periodistas en Santander, el líder del PSOE ha mostrado su "respeto" al trabajo de los jueces y ha destacado que tanto Chaves como Griñán ya asumieron responsabilidades políticas "el año pasado", cuando renunciaron a sus escaños después de ser imputados en la causa en la que acaban de ser procesados.
Así, cuando se le ha preguntado por la última resolución judicial en esta causa, Sánchez ha mostrado "en primer lugar" su respeto personal y el de su partido a la labor de jueces y magistrados, mientras que otras formaciones, como el PP de Mariano Rajoy, ha comparado, se dedica a "cuestionar" las decisiones que se adoptan en el ámbito de la justicia.
Además, ha apuntado que, desde el punto de vista "político", tanto Chávez como Griñán ya asumieron responsabilidades "hace meses, el año pasado". Sánchez, que ha asegurado que no ha "hablado" con ellos, ha subrayado que su partido tiene un código ético "muy exigente", de ahí que ambos hayan anunciado que se dan de baja como militantes del PSOE, de forma "voluntaria" y "temporal".
El líder de los socialistas también ha sido cuestionado por si está seguro de la inocencia de ambos, a lo que ha respondido subrayando que hay que "respetar el principio de presunción de inocencia".
Horas antes, el portavoz del Comité Electoral del PSOE, Antonio Hernando, ha asegurado que los socialistas confían en Chaves y Griñán. "Estamos absolutamente convencidos de su inocencia, son personas, tanto Chaves como Griñán, que no se han llevado ni un euro, ni un céntimo de euro, que no tienen cuentas en paraísos fiscales ni han recibido sobres, ni han recibido sobresueldos, son personas honradas y honestas", ha afirmado, en Móstoles.
PROMETE UN GOBIERNO "DE LA HONRADEZ"
Sánchez ha hecho hincapié en que su partido tiene un código ético "muy exigente", para responder "con contundencia" a los niveles de exigencia que los ciudadanos demandan, ha apuntado. Según este documento, los militantes a los que se les abra juicio oral por un delito relacionado con la corrupción, serán suspendidos de militancia de manera cautelar.
Finalmente, preguntado por si teme que este hecho pueda influir en las elecciones del próximo 26 de junio, Sánchez ha puesto en valor el código ético de su formación y ha resaltado también la transparencia de sus cuentas, que se pueden consultar en la propia web del partido, mientras que para ver las de otros hay que "mirar a la Audiencia Nacional".
En este sentido, y para concluir, ha asegurado que si sale elegido presidente de España su Gobierno será "el de la honradez", pues a su juicio es "lo que merece la gente", especialmente quienes más están sufriendo por la crisis y por los recortes del PP, ha dicho.
Sánchez ha respondido así a la prensa en una rueda de prensa en la sede del Gobierno cántabro, tras reunirse con el presidente de esta región, el regionalista Miguel Ángel Revilla. En la comparecencia ante los medios ambos han estado acompañados por la vicepresidenta autonómica y líder del PSC, Eva Díaz Tezanos.