Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pingüinos no celebrará la concentración motera de 2015 tras las denuncias de ecologistas

El alcalde asegura que EA y Ciudad Sostenible han puesto "trabas" y han "amenazado con querellas criminales" si se seguía adelante Turismoto cree que "los que derrochan actuaciones" contra el alcalde les han "situado en la misma diana"
El alcalde asegura que EA y Ciudad Sostenible han puesto "trabas" y han "amenazado con querellas criminales" si se seguía adelante
Turismoto cree que "los que derrochan actuaciones" contra el alcalde les han "situado en la misma diana"
El Club Turismoto, organizador de la concentración motera Pingüinos, y el Ayuntamiento de Valladolid han anunciado la suspensión de la próxima edición de este evento ante las denuncias de varios grupos contrarios a la celebración de este evento en el Pinar de Antequera, espacio natural protegido, por lo que se ha optado por desarrollar "actividades" en la parcela de la antigua Hípica militar que no presenta por ahora problemas legales y "en otras zonas de la ciudad".
El alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, y el presidente de la organización motera, Mariano Parellada, han ofrecido una rueda de prensa en el Consistorio a la que han asistido numerosos miembros del club así como las concejales Mercedes Cantalapiedra y Cristina Vidal y representantes de otras asociaciones de la ciudad como los hosteleros.
Como ha señalado León de la Riva, ante las denuncias presentadas por Ecologistas en Acción y Asociación Ciudad Sostenible contra la ubicación de la zona de acampada de Pingüinos en una parcela perteneciente al Pinar de Antequera que cuenta con un grado de protección ambiental "menor que el de Puenteduero", y lo que ha considerado la "interpretación rigorista de las normas", el Ayuntamiento y el club han optado por "evitar reiterados errores", "no arriesgar el prestigio ni el patrimonio de Turismoto, ni el futuro de los funcionarios municipales" y suspender la edición de 2015 a la espera de que la legalidad permita celebrar Pingüinos en 2016 en esta misma ubicación.
Mientras tanto, en marzo de 2015 habrá "una nueva concentración", según ha asegurado el alcalde de la ciudad, pero de menores dimensiones y ubicada en la parcela de la antigua Hípica militar, donde se van a ejecutar obras de adecuación para acoger no sólo el evento motero, sino también otras actividades lúdicas como "conciertos o actuaciones del Festival de Teatro de Calle".
Pero ni el Consistorio ni Turismoto renuncian a la idea de celebrar la concentración en la ubicación que se había elegido para 2015. "Estamos convencidos de que la razón legal está de nuestra parte", ha apuntado el regidor vallisoletano, que también ha mencionado la posibilidad de modificar los usos permitidos de la parcela de pinar donde se pensaba situar la acampada en la revisión del PGOU.
En todo caso, León de la Riva ha querido subrayar que "no se podía albergar la concentración sin la zona de acampada" pues se requiere un terreno adecuado para plantar las tiendas y arbolado para poder aportar cobijo del frío y la lluvia que suele haber en las fechas tradicionales de Pingüinos. También ha señalado que ayer mismo se visitó una parcela aledaña a la Hípica de propiedad privada con representantes de Turismoto, pero sus condiciones "no eran viables".
También ha aseverado que en el entorno de la Hípica y en otras zonas del Pinar se han ofrecido ya varias parcelas para la celebración del evento motero que, como ha insistido León de la Riva, aporta un importante "beneficio económico" para la ciudad cifrado en unos 4 millones de euros por cada edición.
Pero, por el momento, no existe un 'Plan B' ante la hipótesis de que en los próximos meses un Juzgado pudiera impedir la ubicación en el futuro de una zona de acampada en la parcela situada junto a la antigua Hípica. "La orografía de la ciudad es la que es y la ubicación debe ser un pinar, no se va a aceptar en un descampado", ha puntualizado León de la Riva.
El primer edil se ha referido expresamente a las dos agrupaciones que han presentado denuncias ante la utilización de esa parcela y que ya mostraron "una oposición frontal" a la celebración de Pingüinos --entre 2009 y 2014-- en la zona del Pinar junto a la playa de Puenteduero. "Mientras Ecologistas en Acción no se opone a que se hagan actividades en la zona pero sí a la acampada, Ciudad Sostenible mantiene una oposición total", ha señalado.
IU HA "AMPARADO" LAS DENUNCIAS
León de la Riva ha "salvado" de sus críticas al Grupo Municipal Socialista, al que ha agradecido la "comprensión" mostrada en los últimos años en lo referente a la celebración de Pingüinos, pero ha acusado a Izquierda Unida de "amparar" las acciones de los colectivos y de haber "aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid" este mismo viernes para pedir la dimisión de la edil de Cultura, Comercio y Turismo, a la que ha dado irónicamente la "bienvenida al club de los dimisionarios".
En definitiva, ha apostillado que cree que "detrás de todo esto hay mucho más" e incluso ha citado el símil de los "ecologístas-sandía" que hace referencia a que son "verdes por fuera y rojos por dentro".
Según el alcalde, estas asociaciones han "amenazado con querellas criminales" si se seguía adelante con el proyecto de Pingüinos en la antigua Hípica e incluso ha advertido de que los funcionarios municipales han recibido "constantes presiones" sobre las consecuencias jurídicas.
León de la Riva ha reprochado que una de estas agrupaciones lleve en su nombre el término "sostenibilidad", y ha considerado que éste no sólo hace referencia a la viabilidad medioambiental, sino también a la económica. "Con trabas y amenazas no se apuesta por la ciudad sostenible", ha apostillado.
Asimismo, ha lamentado que estas organizaciones digan que no están en contra de la celebración de Pingüinos en Valladolid y que trabajan "en favor de la ciudad, la economía y el empleo", cuando con sus actuaciones judiciales cree que "hacen todo lo posible en contra de la ciudad, la economía y el empleo".
Mariano Parellada ha recordado que, a lo largo de 33 ediciones desde 1982 y con una importante afluencia de moteros procedentes de diversos países, Turismoto ha celebrado una concentración motera que ha conseguido la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, "ha dejado el listón muy alto y ha logrado que Pingüinos se haya convertido en uno de los emblemas más internacionales de Valladolid".
Ha incidido en que se ha optado por la suspensión para "no devaluar o reducir las buenas condiciones conseguidas en ediciones anteriores", al tiempo que ha reconocido su "sorpresa" por la "campaña de acoso y derribo" que considera que han sufrido Turismoto y el nuevo proyecto ubicado en los terrenos de la antigua Hípica militar.
AGRADECIMIENTO DE TURISMOTO
La organización de Pingüinos ha destacado "la extraordinaria colaboración" prestada por el Ayuntamiento de Valladolid y "de manera muy especial", la del alcalde, Javier León de la Riva, quien "siempre ha prestado su incondicional apoyo a la concentración" y ha censurado que "desde el momento en que el alcalde apostó por ayudar a Pingüinos" quienes "derrochan actuaciones contra él", han situado a Turismoto "en la misma diana".
"Los verdaderos y únicos responsables son esas agrupaciones minoritarias que deberán responder no sólo ante sus electores y asociados, sino ante los colectivos mayoritarios que verán mermadas las enormes posibilidades que una actividad como la que nos ocupa les brindaba para mantener e incluso incrementar puestos de trabajo o consolidar sus negocios, así como ante toda los ciudadanos de Valladolid y de Castilla y León, que se verán privados de una actividad que a casi todos favorecía", ha sentenciado.
De todos modos, ha manifestado que la prioridad "absoluta" de la organización a partir de ahora es la celebración de Pingüinos en Valladolid en 2016.